Esta publicidad de McDonald’s que se emite ahora mismo en las cadenas de televisión españolas resulta toda una invitación al incivismo, la irresponsabilidad y al desprecio por la conciencia medioambiental. No entiendo cómo se puede diseñar un spot de estas características, cómo se presta Villa a protagonizarlo (¿tiene asesor de imagen?) ni cómo pasa los filtros del control de calidad. Pero, vamos, eso de ir lanzando pelotitas de papel (basura, al fin y al cabo) por los jardines no me parece, ni de lejos, de recibo.

El contenido del spot vulnera abiertamente la Directiva de Medios Audivisuales sin Fronteras de la UE de 2006 (PDF), que señala que los anuncios no deben:

Fomentar comportamientos perjudiciales para la protección del medio ambiente.”.

Aunque, incomprensiblemente, no parece que este punto haya sido incorporado a la Ley General de Publicidad española, cuya última actualización se produjo en 2009. O igual es que se me ha pasado.