Versión para la polémica. Blurred Vision, un grupo de rock radicado en Toronto y liderado por dos jóvenes iraníes, ha puesto en circulación esta recreación de ‘Another brick in the wall‘, de Pink Floyd, adaptada a la situación que se vive en su país de origen, denunciando la presión de los ayatolás sobre la sociedad civil en aspectos como la libertad de expresión, la marginación de la mujer, la represión, la onmipresencia de la religión y “el divorcio entre los jóvenes iraníes y el Gobierno del país”, donde, por ejemplo, está prohibido precisamente tocar o escuchar rock.

Los cambios en la letra no son muchos, pero sí contundentes. En realidad sólo se sustituye la referencia a ‘profesor’ por la de ‘ayatolá’ para dar vida a la denuncia: “Hey, Ayatollah, leave those kids alone!” (“Hey, ayatolás, dejen a estos jóvenes en paz”). Esto, junto a una sucesión de imágenes más bien explícitas, conforman un cóctel que no deja indiferente.

Roger Waters, uno de los fundadores de Pink Floyd y propietario de los derechos de la banda ha autorizado la versión, cuyos beneficios irán a Amnistía Internacional. Ya hay cerca de 190.000 visualizaciones del vídeo más popular de los muchos que ya han sido colgados en YouTube.

¿Gesto de rebeldía, canción protesta, provocación o propaganda occidental? El debate está servido.

Vía: Miss Cellania