Puedes llamarlo escultura o como realmente quieras, porque no dejan de ser capturas a muy baja velocidad de la manipulación artística de pequeñas cantidades de agua. Pero respetamos el nombre que le ha dado el artista, que para eso se lo ha trabajado. Se llama Shinichi Maruyama y ofrece en su web toda una galería de chorros y gotas congeladas que, si no esculturas, como mínimo sí que constituyen un excelente álbum de fotografías y vídeos de muy alta calidad. En su página también puedes ver el resultado de otras técnicas, como la mezcla de agua y tinta china o ilustraciones un tanto más clásicas.

Tomamos de Neo2 esta pequeña referencia biográfica del autor:

shinichi maruyama

Shinichi Maruyama es un artista japonés con un largo historial en el mundo de la fotografía. Comenzó fotografiando paisajes, años más tarde se pasó a la fotografía publicitaria, fotografió la cultura tibetana para dos libros que se editaron a principios de siglo (de este siglo, por supuesto) y hace cuatro años abandonó todo lo anterior para centrarse en la fotografía más conceptual”

Con excelentes resultados, como vemos. Una gozada.

Vía: Boing Boing