ley sinde

Después de ver la Gala de los Goya esta noche, mi concepto del cine español, o para ser más exactos de la elite del cine español (que hay mucho currante que no merece ser incluido en el mismo saco), es aún más pobre del que tenía ayer. En general, una gala aburrida, pesada, como amateur, autocomplaciente, endiosada, torpe, lacrimógena, casposa, mal realizada, decadente… No entiendo a esta casta de privilegiados que no paran de rajar de los ‘invasores que vienen de fuera’ y luego venden su alma por un Oscar o intentan reproducir una gala al estilo Oscars, pero mal, muy mal, onda Mr. Marshall, a la española…

Me quedo con algún que otro gag, algún momento realmente emotivo, con la curiosidad por ‘Pa negre‘ y, sobre todo, con el discurso de Álex de la Iglesia y tres conceptos vertidos en el mismo:

  • Internet es el futuro del cine
  • Para ser respetado hay que respetar primero
  • Los internautas son ciudadanos

Bueno, con eso y con la cara indescifrable de González-Sinde, probablemente distraída sopesando el color de esa inútil puerta que quiere ponerle al campo.

Si Goya levantase la cabeza…