Las Canteras en la web del hotel Maineke Página actual del hotel Maineke

Serían las 19.49 horas de ayer cuando @Akrammuti lanzaba un tuit advirtiendo del uso ilegítimo de una imagen de la playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria, como reclamo de un hotel de cuatro estrellas de Málaga (imagen de la izquierda). El propio @Akrammuti me enviaba un mensaje privado para alertarme.

Poco después, la denuncia corría como la pólvora por la ‘tuitosfera’ canaria exigiendo rectificación e implicación de políticos. Una llamada al hotel de @Aida785 devolvía una insólita respuesta: “Se trata de un error informático”. La ola tuitera, lejos de decrecer, aumentaba aún más. Y así hasta entrada la madrugada. A la 1.10 h. el propio @Akrammuti anunciaba la retirada de la imagen de la web del hotel, sustituyéndola por otra, supongo que de la zona real (imagen de la derecha).

Desde luego, no es éste un caso de ésos que vayan a cambiar gobiernos o trastocar las economías. Pero sí es un caso práctico del poder de Twitter (o, mejor, del poder de la ciudadanía a través de herramientas como Twitter) también en las cosas ‘pequeñas’, cotidianas, de igual o mayor valor que las otras, pues dicen que las grandes transformaciones son producto de miles de transformaciones pequeñas. Especialmente si van relacionadas con las malas prácticas.

Las imágenes de algunos enclaves turísticos de Gran Canaria han sido utilizados sin pudor a lo largo de la historia por algunos ‘profesionales’ de otros destinos turísticos para atraer visitantes de forma fraudulenta. Como señala el propio @Akrammuti @MigueliusGB en uno de los tuits de la serie:

Si TW hubiese llegado antes, Maspalomas habría estado siempre en GC

Captura de la web con la imagen de Las Canteras: Canarias Ahora