Canarias Vota 2.0: Conclusiones

Comparto por aquí mis conclusiones personales tras el análisis de los contenidos referidos a Internet en los programas de los cuatro partidos políticos con más opciones a formar parte del Parlamento de Canarias a partir del próximo 22 de mayo (PSOE, PP, CC y NC), un trabajo extenuante que creo que ha merecido la pena tanto en cuanto tenemos ahora una visión bastante diáfana de por dónde van los tiros en esta materia en el espectro de la política canaria. Y nada mejor que hacerlo hoy, 17 de mayo, Día de Internet y, por supuesto, de todo lo que este revolucionario invento supone.

Antes de entrar en materia debo señalar que tenía pensado abordar otros programas que, bien porque presentaran contenidos relevantes para el debate, bien porque sus formaciones así lo propusieran, pasarían a enriquecer el estudio. En este ámbito se encuentran los de UPyD y M+J, así como la propuesta Telde Digital de los socialistas en ese municipio grancanario. Sin embargo, el tiempo se me ha echado encima y me ha sido imposible ampliar esta labor. No obstante, intentaré repasarlos estos días y comentar cualquier cosa que me parezca interesante para la materia. Del mismo modo, reitero mi invitación a todas las formaciones, candidatos, militantes y ciudadanos, en general, a realizar sus aportaciones, aclaraciones o añadidos y a compartir sus ideas en este mismo blog, el canal de Canarias Vota 2.0 en Twitter o a través del correo electrónico.

Mi primera impresión es que en las relaciones política-Internet en Canarias aún queda mucho camino por recorrer. Pero, ojo, también es significativo lo que estamos avanzando. Hace cuatro años siquiera me habría planteado un debate sobre el particular en los términos y con las herramientas que hoy estamos utilizando. Tampoco he repasado los programas de las últimas elecciones autonómicas, pero tengo la impresión de que, si los contenidos en estos de 2011 nos pueden parecer escasos, en los de 2007 probablemente brillarían por su ausencia.

Mucho camino por recorrer, como digo. Más allá de que unas formaciones contemplen mayor número de referencias, aborden más criterios y áreas fundamentales o desarrollen más o menos sus propuestas, lo cierto es que la foto de familia nos devuelve un catálogo de ‘deficiencias’ que paso a enumerar:

– Ausencia de planes globales e integrados. Buena parte de las propuestas se formulan en clave de referencias entre vagas y generalistas sin mayor desarrollo programático. Acciones por sectores o áreas sin que, al menos explícitamente, parezcan responder a un proyecto integral de uso de Internet, Web 2.0 y TIC en el marco de la Administración autonómica.

– Ninguneo generalizado de los aspectos referidos al debate sobre los derechos y libertades en la Red, tanto en los criterios específicos propuestos (neutralidad de la Red y derechos de autor), como en cualquier otro. A excepción de Coalición Canaria, ninguno de los partidos da cobertura en sus programas a estos asuntos de tanta relevancia para el futuro de la Red, también en el ámbito de las administraciones públicas y, por supuesto, la empresa y la ciudadanía.

– ‘Hiperadministrativismo’ a la hora de formular propuestas de modernización, transparencia de la Administración y alternativas de participación ciudadana. Aunque hay mucho de eAdministración, no hay un concepto sólido de Gobierno Abierto que no sólo vertebre todas esas iniciativas administrativas, sino que profundice positivamente en la evolución de los gobiernos hacia esa democracia participativa y directa que las nuevas tecnologías hacen ya posible y que la sociedad demanda cada vez más. La gente no se conforma con resolver sus trámites por Internet, quiere participar en la toma de decisiones, debatir, aportar y controlar las políticas de su comunidad, cabildos y ayuntamientos.

– Relacionado con lo anterior, inexistencia de un proyecto decidido de open data o datos abiertos como ya existe en varias comunidades autónomas y que en Canarias apenas comienza a vislumbrarse con los proyectos desarrollados por el Istac. Hay propuestas, en algunas formaciones más que en otras, pero aisladas y sin esa columna central que la conforme como acción integral del Ejecutivo.

– Indefinicón acerca de los planes concretos para la alfabetización digital, que todos los partidos relegan al ámbito escolar y en algún caso también a las formaciones superiores y FP, pero que en realidad debe contemplar todos los sectores de nuetra sociedad: mayores, mujeres, discapacitados, colectivos, empresas… El compromiso con el uso consciente y el concomiento de las herramientas de Internet es una tarea que debe ser emprendida con urgencia, si queremos que el medio no derive en una suerte de plataforma exclusiva para el ocio y explote todas las posibilidades que ofrece para la formación y desarrollo de las capacidades de las personas. La mayor parte de las referencias en este ámbito se limitan a declaraciones de intenciones, sin que sepamos cómo se van a desarrollar en la prácitca, qué planes las secundarán, con qué medios y financiación contarán, si entrarán y cuándo a formar parte de los planes educativos, de la formación de los profesores…

-Y, en cuanto al software libre, quizá baste con decir que de los cuatro programas analizados, en dos de ellos siquiera se le nombra. En los otros dos (PSOE y CC) se apuesta decididamente por su implantación, e incluso por su desarrollo como nuevo nicho productivo, pero tampoco sabemos en esta ocasión de qué forma se va a implantaro o qué plazos se manejan.

Desde luego que hay muchas aportaciones, y muchas muy importantes, mucha voluntad de innovar e inquietud por trasladar todo lo bueno que nos ofrecen Internet y las nuevas tecnologías a todas las acciones de gobierno, incluso como plataformas de participación ciudadana y mejora, en definitiva, de la transparencia y la gestión. Además de múltiples referencias a aspectos no contemplados en nuestros criterios básicos (extensión de la banda ancha, planes de I+D+I, impulso en el tejido productivo…). Y eso, de por sí, merece una valoración altamente positiva. Pero se trata de un tímido acercamiento cuya máxima expresión, reitero, es la inexistencia de un planteamiento general e integrado, coherente y consecuente por una profunda transformación de la Administración y las instituciones hacia ese modelo de gobernanza que, de mano de las nuevas tecnologías, nos proyecte hacia ese modelo abierto, transparente, participativo y colaborativo que demanda la ciudadanía del siglo XXI. Ignorar esta creciente aspiración tendría, está teniendo ya, serias consecuencias.

De aquí al viernes pretendo dinamizar el canal en Twitter (hashtag #CanVota20) para conocer la opinión de los líderes y de las formaciones en torno a las cuestiones que hemos planteado aquí, y todas las que se quieran aportar (por ahora sólo se han ‘retratado’ @jsanyan y @JoseAlcaraz2011). Espero que entre todos demos vida a un debate que sirva para estimular la necesidad de abordar de forma decidida los muchos retos que, en el ámbito de la Red, tenemos por delante. Los espero a todos por allí. Si somos capaces de despertar esa necesidad en los partidos, líderes y militantes que aún no la hayan hecho suya, me daré por satisfecho.

Te dejo una presentación con las tablas de los datos más significativos del estudio:

Para consultar la serie completa, pincha aquí.