El fin del mundo vuelve a estar aquí. Comienza hoy mismo, según los sagaces devotos de la doctrina del arrebatamiento (rapture, en inglés), y en la blogosfera anglosajona se suceden los ensayos, debates y chistes al respecto, que no al respeto, of course. Empieza uno a estar un poco harto de tanto fin del mundo y tan poco apocalipsis, pero en esto de la videncia o la alegría profética es lo que hay.

velocirapture

Me pregunto si la Junta Electoral habrá calibrado hasta qué punto un fin del mundo en plena jornada de reflexión puede afectar al proceso democrático. Igual hasta lo prohíben y todo. No sé, yo me quedo con este vídeo-homenaje al Juicio Final de lo más positivo que he encontrado en Boing Boing y que, definitivamente, me ha alegrado la mañana.

Nos vemos en el cielo, o en el infierno… o en el parque.