doctor transparencia

La verdad es que aún no tengo muy claro cuánto de arte, cuánto de taxidermia y cuánto de ‘frankensteintoide’ tiene el proyecto que comparto en este post. Se trata de la obra del japonés Tomita, un veterano pescador con estudios de ictiología que se dedica a tornar entre transparentes y ‘fluorescentes’ los cadáveres de los animales que caen en su poder. En su mayor parte, peces, aunque tampoco le hace ascos a otros como ranas, aves, tortugas o lagartos.

animales transparentes

Su técnica es, más o menos, como sigue: primero elimina las escamas y la piel de los animales previamente conservados en formol; posteriormente los introduce en una solución que tiñe de azul los cartílagos para, a continuación, aplicarles una enzima digestiva llamada tripsina, mezclada con varios productos químicos, para disolver proteínas y músculos, deteniendo el proceso justo en el momento en que el cadáver se vuelve transparente, pero aún no ha perdido su forma original. Finalmente, los huesos son teñidos de rojo y el animal es introducido en un tarro, también transparente, con glicerina.

¿Cuánto se tarda en el proceso? De cinco meses a un año. Y, evidentemente, no intenten hacer esto en casa. O sí 😉

Vía: Wired