Que el ser humano es variable por naturaleza, y que los cambios de criterios ideológicos, creencias e incluso de aspecto físico son algo natural en el transcurso de una vida, también. Lo chocante es asistir a cambios tan radicales en menos de un minuto, que es precisamente lo que ocurre con este vídeo, ‘Trim‘, en el que el protagonista, Tom Offer-Westort, se somete a un veloz y continuo proceso de cambios de ‘look’ de manos del peluquero Abby Simon, gracias al ‘milagro’ del stop motion.

De skinhead o cabeza rapada a hippy en menos de 35 segundos, pasando eso sí por la estética punk, medio pija y bluegrass por el camino. ¿Crisis de imagen? ¿Metamorfosis exprés?

Vía: MetaFilter