cámaras de alta velocidad

Hoy he colgado un video en EcoPlaneta grabado con una cámara de alta velocidad y me he interesado especialmente por estas máquinas que están cambiando tantos conceptos en el mundo de la investigación y el arte.

Y casualmente descubro que hay una novedad increíble en este universo de las cámaras de alta velocidad: acaba de salir al mercado un modelo capaz de alcanzar registros de hasta 1 millón de cuadros por segundos. Si tenemos en cuenta que un video es una serie de imagenes fijas, que cada imagen es un ‘cuadro’ y que una cámara común puede grabar de 24 a 30 cuadros por segundo, podemos hacernos una idea de lo que significa este lanzamiento, auténtica vanguardia en un sector que ya dispone de auténticas maravillas.

Éstas cámaras son capaces de observar lo que ocurren en el análisis de cualquier proceso en tiempo real pero a velocidades de trabajo muy elevadas, lo que te permite una mayor definición y apreciar casi cualquier detalle en objetos en movimiento, detalles que son imposibles de captar por el ojo humano.

Gracias a esta capacidad, se han convertido en una herramienta ideal para investigadores, científicos, ingenieros, militares, artistas o cualquiera que necesite capturar imágenes de alta resolución a velocidades ultrarrápidas.

Si andas pensando en comprarte una no te fijes sólo en la velocidad, la memoria interna RAM o la resolución, presta también atención a si están diseñadas con la versatilidad y flexibilidad que se exige en estos cambiantes tiempos tecnológicos.

Hay muchas marcas y precios…por modelos que no sea.

NOTA: El vídeo que aparece en el post ha sido grabado con una Phantom Flex a 2.564 fps. Si deseas ver uno realizado con la cámara que registra 1 millón de imágenes por segundo, pulsa este enlace.