Me hizo mucha gracia esta viñeta. Representa muy bien la guerra constante entre los navegadores (Browser Wars) para quedarse con el preciado juguete (dominio del mercado).

Vía: Skul Swap