En 2001 daba comienzo la guerra de Afganistán y por aquel entonces los redactores y fotógrafos que cubrían las noticias no tenían iPhone ni se conectaban a las redes sociales para contar sus experiencias.

Sólo 10 años más tarde del inicio de ese interminable conflicto, estamos a la espera de la quinta generación del teléfono inteligente más popular del mundo y nos encontramos con experimentos de fotoperiodismo tan excepcionales como esta colección que muestra instantáneas de la infantería americana en la provincia de Helmand (2010 y 2011) y su interacción con los afganos.

La mayor parte de las imágenes fueron tomadas con un iPhone, utilizando la aplicación Hipstamatic que permite manipular digitalmente lentes, flashes y secuencias.

hevy metal See No Evil

Este reportaje para Foreign Policy (FP), es obra de los fotógrafos Teru Kuwayama y Balazs Gardi, quienes se integraron en el Batallón Marine 1/8 en Helmand durante cinco meses para realizar esta ‘poderosa’ colección:

Teru y Balaz aprovecharon su estancia en Afganistán para colaborar también en otro proyecto llamado Basetrack, una multiplataforma de comunicación social donde se comparten mapas digitales, feed, mensajes, reflexiones, fotografías o una cuenta en Facebook.

basetrack