No sé si son miles o cientos pero desde luego son muchísimos los besos que Marilyn necesita para lucir en todo su esplendor.

Qué original la técnica artística que ha escogido Natalie Irish para darse a conocer. Esta joven norteamerica con decendencia irlandesa fue una niña prodigio y hoy en día es una artista integral, domina el dibujo, la pintura y la escultura. Ahora se suelta el pelo y va a por todas, después del Elvis Presley pintado con sus huellas dactilares, nos presenta a Jimi Hendrix y Marilyn Monroe que surgen, como por arte del amor, dando besos constantes a un lienzo blanco.

Vía: Bits & Pieces