500 personas sosteniendo más de 1.5000 (!!!) fotografías por todo Israel, creando un simpático vídeo musical con sus manos”.

Así describe Eran Amir su propia creación. Un ‘metavídeo’ en el que la sucesión de las centenares de secuencias capturadas van dando vida a la pequeña animación que se desarrolla entre los dedos de todos esos seres anónimos, todo aderezado con el sonido de ‘Malinkovec Valzer, a cargo de la Maxmaber Orkestar. Original y, sí, diría que hasta magistral.

Vía: Mentorless