No hay nada como la hierba para el verano

Es verano, y el calor nos invita a pisar la hierba, a disfrutar de la naturaleza. Pero, aunque no siempre hay tiempo para salir de excursión ni posibilidades de tener casa con jardín, aún nos queda el ingenio desplegado por numerosos creativos que se empeñan en meter la naturaleza en nuestro hogar, por muy pocos metros cuadrados que tengamos.

Zapatillas que te permiten pisar césped fresco cada mañana, tumbonas que hay que regar cada día para mantenerlas frescas, sillones que tienen más césped que el estadio del Atlético de Madrid después de un concierto, macetas que están hechas a tu medida para que te plantes a descansar o camas que te invitan a la siesta más placentera.

Sólo necesitamos agua y muchas ganas de retozar sobre la hierba… sin llegar tampoco a extremos como los que nos propone este señor 😛 :