1.500 cobayas humanas

Al menos 83 personas murieron en Guatemala a consecuencia de experimentos realizados por científicos estadounidenses con más de cinco mil quinientas personas entre 1946 y 1948, según el informe de la Comisión Presidencial para el Estudio de Bioética, creada a petición del presidente de EEUU, Barack Obama (…)”.

A inicios del mes de octubre del año pasado EEUU reconoció oficialmente que científicos estadounidenses infectaron intencionadamente a ciudadanos guatemaltecos con sífilis y blenorragia durante experimentos realizados entre 1946 y 1948.

Los ensayos, que se produjeron tanto mediante prostitutas infectadas como a través de inyecciones directas…”.

Ria Novosti | The Scientist

Una cifra muy superior a la que se barajaba en un primer momento (696 infectados y 71 muertos), y que revela el profundo desprecio a los derechos más básicos de la persona y, como bien señalaba Periodismo Humano hace casi un año, muy en la línea de los experimentos del régimen nazi apenas unos años atrás.

Y recuerda, no estamos ante la extravagancia temeraria de un científico loco, sino ante todo un programa avalado por el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos en aquel entonces bajo el Gobierno del demócrata Harry S. Truman.