Stop a las bombillas de 60 vatios

Con el objetivo de fomentar el alumbrado eficiente, a partir de hoy no se podrán vender bombillas incandecentes de 60 vatios en cumplimiento a una directiva de la UE. A pesar de que las bombillas de bajo consumo son más caras que las incandescentes, la UE asegura que el ahorro se compensa con su bajo consumo, y que los consumidores notarán el cambio en un ahorro energético de casi un 80%.

Para clarificar las características técnicas de las nuevas bombillas, la UE obliga al comerciante y distribuidor a incluir en los envoltorios informaciones técnicas como la cantidad de luz irradiada, la eficacia energética, las horas de vida, los números de encendidos o la regulación de intensidad, entre otras características.

Tras la retirada de las bombillas de 100 y 75 vatios en 2009 y 2010, respectivamente, el objetivo es que para el próximo año todas las bombillas de 40 y 25 vatios sean finalmente sustituidas por lámparas de bajo consumo, fluorescentes compactas y LED, que garantizarán mayor eficiencia energética y que ayudarán a parar los 15 millones de toneladas de CO2 anuales que emitimos en la actualidad.

Fuente: Zona de Libre Descarga de EFE