Remedios contra la resaca 2

Es fin de semana y somos muchos los que caeremos víctimas, bien del virus del ‘Thank God it’s friday’, bien de la ‘fiebre de sábado noche‘. Nos esperan pocas horas de sueño, copas, humo, ruido y muchas muchas toxinas. “Quien tiene buena noche no puede tener buen día”, dice el refranero. Pero, sin duda, el que estudia lo que ingiere antes y después de una marcha, parte con una considerable ventaja si lo que se quiere es hacer frente al ‘día después’ como un auténtico campeón.

¿No quieres caer en el sofá ‘casi muerto’ después de una noche de excesos? Aquí tienes una lista de trucos que desintoxican tu cuerpo y ayudan a tu organismo a recuperarse más rapidamente, especialmente al hígado (uno de los órganos más perjudicados).

1. Más vale prevenir… Nada mejor que tomar 2 cápsulas de aceite de salmón 20 minutos antes y después de beber alcohol. Estarás aportando a tu cuerpo ácidos grasos Omega-3, vitamina D, vitamina E y vitamina A. Hay una gran variedad de marcas que comercializan estas cápsulas y las puedes encontrar en los hipermercados o herbolarios. Haz un día la prueba y verás la diferencia.

¿No tienes aceite de salmón a mano y te corre prisa un buen truco? Pues puedes optar por tomar una buena cucharada de aceite de oliva virgen, esto te ayudará a lubricar las paredes intestinales, permitiendo que el aceite absorba las toxinas y puedas eliminarlas antes del cuerpo.

¿Otra opción? Come 5 o 6 nueces antes de beber, pero asegúrate de masticarlas muy bien antes de digerirlas.

2. El uso de efervescentes o antiácidos antes de ingerir alcohol NO AYUDA a reducir sus efectos en nuestro organismo, pero reducen el grado de acidez del estómago y retardan la inminente absorción del alcohol.

3. No debes beber con el estómago vacío, pero tampoco demasiado lleno. Lo ideal sería un poco de carne, huevo y ensalada con algo verde (lechuga, brócoli…), tomates, pepinos, aguacate y cebolla. No olvides que los aguacates ayudan al cuerpo a producir glutatión, un antioxidante necesario para liberar el hígado de las toxinas dañinas; y que la cebolla estimula la producción de enzimas que ayudan a filtrar los residuos tóxicos en el sistema digestivo. Si no te olvidas de añadir estos dos ingredientes a tu cena, tu estómago te lo agradecerá el día siguiente.

4. No termines la cena con un postre que contenga azúcar, esto sólo acelerará la borrachera.

5. Si quieres una desintoxicación rápida porque debes ir a trabajar o tienes una cita importante, recuerda que la clorofila, además de aportar energía vital, desintoxica y oxigena nuestras células de forma muy efectiva. Es muy útil para combatir los problemas de mal aliento ocasionados por el tabaco y bebidas alcohólicas. También ayudan en la desintoxicación del hígado.

6. Muchas veces el exceso en el consumo de alcohol produce irritación gástrica y vómitos, lo que dificulta comer y la posibilidad de gastritis, disminución de glucosa y deshidratación. Tomar un zumo natural de zanahoria con naranja desde que abres los ojos es, como decía mi madre, ‘mano de santo’. La rehidratación será casi inmediata, pues estarás ‘lavando’ tu cuerpo, poniendo en marcha el aparato digestivo y ayudando al hígado en sus proceso de limpieza.

Recuerda, la vitamina C es una de las mejores vitaminas desintoxicantes porque transforman las toxinas en material digerible y aporta a tu organismo un alto contenido de antioxidantes. ¿No tienes naranjas ni zanahorias a mano? También puedes optar por un zumo de limón rebajado con agua fresca.

7. La mejor opción es comenzar el día con alimentos crudos porque estarás ayudando al hígado a eliminar los productos químicos nocivos de la noche anterior. Huye todo lo posible de los zumos de botella, nada que ver con lo que te aporta un zumo natural que no tardas más de 3 minutos en preparar.

8. Si después del zumo sigues con náuseas, es importante consumir alimentos ricos en vitamina B6 (alimentos con vitamina B6) y B1 (alimentos con vitamina B1), amiga de los deportistas pues intervienen en la elaboración de sustancias cerebrales que regulan el estado de ánimo e incrementan la energía.

9. El café puede dar una falsa sensación de recuperación, pero todo lo contrario: al ser diurético, aumenta la perdida de agua que el alcohol había iniciado. Por consiguiente, no se recomienda su consumo o de bebidas energizantes con cafeína ni antes ni después de beber.

10. Y las recomendaciones finales en la que coinciden todos los especialistas: Si bebes, no conduzcas, no te pases con el alcohol, bebe despacio y con moderación. Deja la copa en la mesa después de cada trago, si la mantienes en tu mano desaparecerá mucho más aprisa… ¡Que lo pases muy bien!

Fuentes: Global Healing Center, Wanadoo, En buenas manos

No te pierdas la primera parte: Remedios contra la resaca 1