Los anillos arquitectónicos, llamados anillos de la fe, fueron muy populares entre las mujeres de la aristocracia merovingia (siglo VI dC). Ahora cobran actualidad de la mano del joyero francés Philippe Tournaire, con esta colección de anillos extraordinarios donde el diseñador mezcla el saber tradicional y la última tecnología.

Desde el boceto al producto final, Philippe Tournaire y su equipo diseña y crea cada pieza de forma esmerada. Todos son pequeñas réplicas de edificios emblemáticos: monasterios, villas, castillos, casas de ensueño de Nueva York, París, Moscú, Dubai…un reflejo de la realidad en oro y platino con aguamarinas, diamantes, zafiros, amatistas, rubíes…

Vamos, que una joyita de estas te cuesta casi tanto como una casa nueva, pero qué arte.

Gracias, Xabi