No sin mi cachorro

Entre la imagen de la izquierda y las dos de la derecha va toda una historia de amor y coraje materno. Una historia que tuvo lugar en la reserva natural de Masai Mara (Kenia) y que fue captada magistralmente por el fotógrafo Jean-Francois Largot. Una historia que está dando la vuelta a Internet, y no es para menos: es una historia que conecta a humanos y animales con un sentimiento (¿instinto?) básico como es la protección del más débil.

Un cachorro de león cae por un precipicio y queda atrapado varios metros abajo en situación precaria, a punto de despeñarse en cualquier momento. Su madre acude la llamada de auxilio y observa desesperada desde la cima la situación de su pequeño y lo imposible del rescate. Otras leonas acuden también y hacen amagos de lanzarse en busca del cachorro, pero desisten de inmediato ante el peligro de la operación. La madre, finalmente, dejando a un lado su propia seguridad, se lanza ladera abajo y, tras un arriesgado descenso, logra finalmente atrapar a la cría con sus fauces y regresar a duras penas a la seguridad de la sabana.

Impresionante, ¿no? Aquí tienes la secuencia completa que encontré en BIOTV (pinca sobre la imagen para verla a toda resolución):

Secuencia completa del rescate

Fuente: Daily Mail