Érase una vez un hada y un duende que vivían en la concha de un caracol…

Como una niña en la casa de sus sueños, así me he sentido al descubrir y observar cada detalle de este espectacular trabajo de Ilona Vlasenko, una artesana rusa afincada en Finladia, especialista en muñecas, marionetas y miniaturas.

A pesar de que el ‘Hostal Caracol’ mide sólo 37 x 15 x 21 cm, tiene dos plantas y no le falta ningún detalle, si observamos su interior a través de alguna de sus ventanas vemos que dentro todo es ‘real’. Pareciera que pudieses acostarte en las camas primorosamente adornadas con encajes, guardar la ropa en los armarios o tomar té en la mecedora del balcón.

En esta obra, Ilona ha logrado recrear el más mínimo detalle con total realismo. Te dejo sólo algunas imágenes, pero puedes ver la obra completa más detenidamente en su blog.

Vía: Friki.net