Fruit Bonus se define como “un dúo residente en Chicago. Una empresa familiar que hace cosas con cámaras”. Son Mark Pallman y Amanda Speva, que se dedican precisamene a eso, a hacer cosas con cámaras y, al menos en esta ocasión y con la colaboración del mezclador Erik Rasmussen (Observatory Studios), también con sonidos, todos producidos por objetos más o menos corrientes, inventando un nuevo concepto: soundlapse (música en time-lapse), con el simpático y no menos interesante resultado que ven el vídeo.

Su existencia como equipo online se limita a su canal en Vimeo y su página en Facebook, que yo sepa al menos, y la verdad es que no ofrecen demasiada información sobre la grabación.

Pero da igual. A mí me encanta 😉