Galletas QR, un desayuno geek

Eso de invitar a churros con chocolate será una idea deliciosa, pero desde luego nada innovadora. Ahora aparece Qkies, galletas con códigos QR que contienen mensajes personalizados que se comen. Lo último de lo último en repostería es un proyecto cooperativo entre la empresa de alimentos Juchem Gruppe y el Centro Alemán de Investigación de Inteligencia Artificial, DFKI.

QR comestibles, lo último en repostería

El protocolo es sencillo, entras en la web y decides el número de mensajes distintos que quieres incluir en tu caja de 20 unidades. A los pocos días te envían la masa preparada para que hornees tus galletas antes de pegarles los códigos QR y listo. El destinatario de las galletas las escanea con su teléfono y es dirigido a un video en YouTube, una foto en Flickr, un blog, una página personalizada que contiene un mensaje concreto solicitado por ti… o donde quieras. Estoy pensando que ahora en vez de dar una tarjeta de visita, puedes dar una galleta.

De momento, sólo se distribuye en el mercado alemán al precio de 6,90 euros la caja de 20 Qkies. En este vídeo subtitulado se explica muy detalladamente.

Vía: Código QR