Me he quedado literalmente impresionado con este increíble trabajo de Allison Schulnik, ‘Mound‘, un corto de animación de altos vuelos en el que el artista ha utilizado más de 100 figuras en 6.000 fotogramas y 100 días de grabación. En la obra se mezclan diversas técnicas: pintura, escultura, bordado… para dar vida a unos personajes que se mueven entre lo lírico y lo tétrico, muy propio de la temporada otoño-invierno en la que nos encontramos y, especialmente, de la Noche de Difuntos y Día de Todos los Santos que tenemos a la vuelta de la esquina.

Casi 4 minutos y medio de puro talento y destreza artística. Esto también es Halloween, aunque no sea ésa la intención.

NOTA: Se recomienda dejar cargando el vídeo al menos un minuto antes de darle al ‘play’