A ninguna mente bien organizada le falta sentido del humor”

Samuel Taylor Coleridge