Ilusión óptica: espejismo

Observa fijamente esta imagen y verás cómo va desapareciendo poco a poco hasta confundirse con el fondo.

¿Por qué?:

El sistema visual (y otros sistemas sensoriales) se adapta a todos los estímulos. Esta capacidad le permite funcionar en diferentes condiciones de iluminación (día luminoso, puesta de sol, interiores…) con diferentes luminancia y perfiles de color, mientras mantiene una percepción bastante regular de la luz y el color de los objetos.

Por ejemplo, una sombra en un día soleado es por lo general más brillante que cualquier tipo de iluminación en interiores. Sin embargo, la percibimos más oscura que lo que la rodea. Luminancia y constancia de color son las protagonistas de este efecto”.

¿Repetimos?

Más información