Por primera vez los científicos forenses recrean una cara de la Edad Media

Un adolescente que murió hace 7.500 años ha sido devuelto a ‘la vida’ a través de métodos que combinan la medicina forense y el arte. La Universidad de Stavanger ha recreado los restos de Viste Boy, llamado así porque vivía en las cuevas de Vistehola (Noruega), descubiertas en 1907. El niño Viste es el esqueleto de la Edad de Piedra más completo jamás encontrado en el país.

Cual Ángela Montenegro de la serie Bones, los artistas forenses utilizan innovadores programas de dibujo 3D e imagen digital para hacer un exhaustivo análisis del esqueleto e identificar a la víctima y el motivo de su muerte, una tecnología que se ha convertido en una herramienta perfecta para los investigadores que trabajan en la recreación de ancestros.

Los primeros estudios de los restos del niño Viste y elementos encontrados en Vistehola sugieren, entre otras muchas otras conclusiones, que el joven de la edad de piedra murió a los 15 años, alrededor de 5500 aC, vivió en un clan de 10 a 15 miembros y comió una dieta de pescado.

El modelo se exhibirá en el museo arqueológico de la Universidad de Stavanger, que alberga el cráneo y el esqueleto de Viste Boy.

Vía: Skuky