¡Por Nostradamus!, otro fin del mundo que se nos va sin darnos cuenta”

Proverbio occidental