Lo dibujé en solo unos segundos, pero me ha costado 34 años aprender a dibujarlo en solo unos segundos

Paula Scher