La calidad de un texto es proporcional al tiempo dedicado elevado a la raíz cúbica del talento partido por la inspiración del sujeto”

@josedaze, en Twitter (vía eCuaderno)