No quise publicar este post ayer porque era martes 13, y no quería tentar a la suerte derramando sal sobre la mesa. Porque eso es lo que hace Bashir Sultani, derramar sal con mucho, mucho arte.

Este joven afgano residente en Canadá es diseñador gráfico de profesión y un enamorado del dibujo, lo demuestra con su impresionante maestría manejando las herramientas que necesita para realizar estas increíbles creaciones: un salero y una hoja de afeitar.

Los granos, perfectamente agrupados, van revelando retratos de cantantes, actores y otros iconos de nuestro tiempo. Mirando sus vídeos, pareciera que es muy fácil, pero es obvio que se precisa grandes dosis de paciencia y habilidad para crear tales obras maestras.

Apuesto que éste es el arte más salado que hayas visto en tu vida. ¡Qué sed!

Vía: Obvious Winner