Lo friki no quita lo pillado, y si no que se lo digan a este Romeo del tercer milenio que no ha tenido mejor idea que declararle su amor y pedirle matrinomio a su amada con toda una galería de frases ilustradas con algunos de los memes más populares de la Red… y una producción videográfica que raya en lo profesional.

Él se llama Tim, y ella Audrey. Ambos son bloggers (oh, my God). La producción es cosa de Crazy Monkey Studio. Y éste viene a ser el making-of:

El amor en los tiempos del meme

Era la primera vez que grabábamos una declaración y fue muy divertido. Fue una misión secreta (ok, bueno… una misión de paparazzi, más bien). Fuimos al local un día antes para explorarlo, discutir la forma de ocultar las cámaras y buscar la forma de hacernos invisibles.

Ese día todos fuimos vestidos de negro. Nos comunicamos con walkies y utilizamos botellas de vino, vasos, cubiertos, floreros y flores como camuflaje. Nos sentamos en varios puntos del restaurante, como clientes, pero con cámaras. Y sí, logramos una invisibilidad total. Audrey entró en el restaurante, se sentó con sus amigas y no se dio cuenta de nada.

No fue hasta la hora de máxima audiencia, cuando Tim llego con sus tarjetas con memes, cuando todas las cámaras (4 en total) comenzaron a rodar”.

Romántico, ¿no? Dentro de lo que cabe. Me encanta la canción que ejerce de banda sonora: ‘A thousand years‘, de Christina Perri.

Vía: Geeks Are Sexy