Impresionante la demostración del estado avanzado de este experimento desarrollado por el Laboratorio GRASP (General Robotics, Automation, Sensing and Perception) de la Universidad de Pensilvania, con el que se ha logrado la acción coordinada de un grupo de pequeños ‘quadrotors‘ (especie de helicópteros) robotizados, desarrollados por KMel Robotics.

El experimento ha superado con éxito retos como el vuelo conjunto en formación tridimensional, la superación e interacción con obstáculos y la culminación de patrones complejos. Pero lo cierto es que el futuro de estos desarrollos nos resulta tan fascinante como inquietante y seguro que a ti, como a mí, se nos va la mente a unas cuantas películas de ciencia ficción o a algunos de los videojuegos más populares. ¿Bélicos? Sí, desde luego. Aunque uno mantiene o alimenta la esperanza de que puedan tener otras y mejores aplicaciones.

Para hacerte una idea de la evolución del proyecto, puedes echarle un vistazo a este vídeo publicado por Engadget hace apenas unos meses, en julio de 2011.

Vía: Mashable