Koh Panyi en la bahía Phang Nga /  Asia Bahía de Halong flotante Village, Vietnam

Aunque Venecia sigue ostentanto del título de ‘reina de la aguas’, son muchos los ‘pueblos de agua’ que están tomando popularidad como destino turístico. Lugares ideales para relajarte, disfrutar de la naturaleza más exuberante o descubrir el ingenio del hombre en su convivencia con el agua a través del tiempo.

Solo China tiene más de 10 pueblos acuáticos, erigidos sobre pilones o en islotes artificiales: Zhouzhuang (llamada ‘Venecia de Oriente’), Xitang, Tongli, Wuzhen, Luzhi, Zhujiajiao… cientos de puentes de piedra, jardines, edificios antiguos y templos, miles de años de historia flotando entre calles de agua que reflejan el color y la arquitectura de la China antigua.

Si hablamos de ‘pueblos de agua’ hay que seguir por Asia, en el artículo que leí sobre los mejores destinos de estas características, aconsejan una visita obligada a Ko Panyi, en la bahía de Phang Nga. Como aliciente para los frikis, decir que en esta bahía está la ‘isla de James Bond‘, denominada así tras el rodaje de la película de ‘El hombre de la pistola de oro’. Para los más estresados, se recomienda la villa flotante de la Bahía de Halong, un lugar supertranquilo donde desenchufar y ponerte morado comiendo mariscos y pescado fresco. Me gusta.

Con tiempo, dinero, una caña, y ganas de bullicio, visitaría el sultanato de Brunéi para conocer Kampong Ayer, una ciudad flotante con más de de 1.300 años de historia y 40.000 habitantes.

¿Buscas algo más fuerte? Pues un salto mortal hasta el Lago Nokoué, en África, para callejear por Ganvié, la llamada ‘Venecia africana‘, situada entre lagos y estuarios maravillosos y con una población de más de 20.000 personas.

Para ya morirte de asombro, en el otro extremo, en Perú, las islas flotantes de Los Uros, más de 40 islas artificiales hechas a mano a partir de una especie de caña nativa (totora).

Serían unas vacaciones muy húmedas; pero, sin duda, inolvidables.