Aquí los tenemos una vez más. Ladrones, delincuentes, chorizos que no tienen el más mínimo respeto por los autores ni sus derechos. Los profetas del ‘todo gratis’, en una prueba más de ese absoluto desprecio por la propiedad intelectual y los derechos de autor que los caracterizan.

Nada menos que 88 de esos ciudadanos, por llamarlos de alguna manera, en una acción claramente coordinada en 22 países, han tenido el atrevimiento de prestar su imagen y sus creaciones videográficas, de forma totalmente altruista, al último videoclip de su ídolo, Graham Coxon, con el fin de ayudarle en la promoción de su nuevo trabajo discográfico, ‘A+E’, sin mayor contraprestación que la de formar parte de la experiencia y aparecer en el listado oficial de colaboradores en la página del músico.

Esa enfermedad, esa epidemia que llaman ‘compartir’ amenaza con cargarse los pilares básicos de nuestra sociedad y la propia supervivencia de los creadores y de la música, como bien queda demostrado.

Ministro Wert, por favor, haga algo. Que seguro que hay algún español entre ellos y nuestra imagen internacional podría volver a quedar en entredicho.

Vía: Nag on the Lake

PD: En la web oficial se permite la descarga gratuita de un corte del nuevo disco. Mire usted también la posibilidad de actuar de oficio en el marco de ese prodigio legislativo que es la Ley Sinde’. De nada.