Robot reading, de CarlosNCT

Perder este acto de descubrimiento, de creación, de entretenimiento y, a la vez, de autoconocimiento que es la literatura de ficción me resultaría un empobrecimiento imposible de compensar con cualquier otro tipo de experiencia. Y no, no me resultan comparables ni el cine, ni los videojuegos ni los géneros novedosos como los “libros transmedia”, que pueden estar muy bien, pero no son ese envite a la inteligencia pura que es la literatura”.

En defensa del slow read‘, Antonio Ortiz

Una inquietud que comparto al cien por cien con Antonio y, por lo que veo, con no pocos de los que nos hemos sumergido hasta el cuello en esta vorágine digital. A lo que en mi caso se suman las responsabilidades de mi tarea profesional y mi pasión casi compulsiva por la creación de contenidos. Encontrar tiempo para esa lectura ‘profunda’, detenida y sosegada se ha convertido en uno de mis mayores retos cotidianos frente al alud de información e inmediatez al que me obligo cada día.

La calidad de la creación y de la generación de contenidos está fuertemente ligada a la de la información, el debido procesamiento, la reflexión y el goce y enriquecimiento intelectual. Por eso me he propuesto ganar también esta batalla, y en ese combate, con sus éxitos y sus fracasos, estoy.

Imagen:Robot reading‘, de CarlosNCT