Voracidad

Las productoras de videojuegos han encontrado nuevo enemigo para sus males económicos: quieren eliminar el mercado de segunda mano (…)

Las tiendas de videojuegos suelen comprarlos usados a bajo precio y los recolocan en sus estanterías a un precio superior, pero más bajo que el precintado y sin estrenar. Se calcula que el mercado de videojuegos de segunda mano supone más del 50% de los beneficios de las tiendas especializadas”.

Objetivo: acabar con los videojuegos de segunda mano‘, ‘El País’

Pero no era objetivo irrenunciable de la industria garantizar la supervivencia no sólo de sus propias estructuras, sino de toda la cadena de comercialización, incluidos creadores y tiendas? ¿No era la ‘piratería’ la que iba a acabar con el comercio minorista? ¿Sigue sin entender nada? ¿Realmente cree que incidiendo en la estrategia coercitiva contra todo lo que no sea su cuenta de beneficios, en lugar de cambiar el modelo de negocio, tiene garantizado el futuro?

Definitivamente, no. Aunque lo vengan intentando desde 2010.