JUan Carlos I pide perdón

Me hace algo de gracia leer en periódicos y redes comentarios del tipo: “Ya me gustaría ver a algún político español pidiendo perdón como lo ha hecho el Rey”, en referencia a las disculpas de Juan Carlos I por la polémica desatada tras su cacería en Botsuana, como si la excusa dotase al monarca de algún tipo de aureola extraordinaria que lo diferenciarse del resto de las figuras públicas o representativas de nuestra democracia (por no hablar, claro está, del pueblo llano).

Haciendo una simple búsqueda en Google, encuentro unos cuantos ‘perdones’ protagonizados por políticos españoles de todos los signos, y a través de toda la historia de nuestra democracia, incluso algunos muy recientes:


Y seguro que hay unos cuantas más. Así, que menos lobos con la ‘excepción real’: las disculpas del Rey no son algo inaudito en el ámbito público español. Por no ser, no son siquiera las primeras de un monarca español.

Eso sí, que no sean inauditas no quiere decir que sean frecuentes. Cierto es que en este ámbito, el de los `perdones’ político por errores cometidos, no andamos muy sobrados en este país, pero haberlos haylos… y conviene recordarlo.

Con todo, me quedo con aquella bella y sensata frase inmortalizada por Ali MacGraw y Ryan O’Neal en ‘Love Story‘, pero debidamente adaptada a este y otros casos:

Amar significa no tener que pedir nunca perdón”

Y ya puestos, siempre se puede hacer con algo más de gracia 😉