El museo de los sonidos perdidos

Imagina un mundo donde no se vuelva a escuchar el inicio sinfónico de un equipo con Windows 95. Imagina generaciones de niños ajenos al parloteo de los ángeles escondidos en los recovecos de un televisor de tubo de rayos catódicos. Y cuando el mundo entero haya adoptado dispositivos con interfaces elegantes y silenciosas, ¿a dónde recurriremos para escuchar el sonido de los dedos golpeando un teclado QWERTY? Dímelo. Y dime: ¿Quién va a jugar con mi Game Boy cuando me haya ido?”

Se llama Brendan Chilcutt y está decidido a recopilar en una web, Musuem of Endangered Sounds (El Museo de los Sonidos en Vías de Extinción), los ruidos de todas aquellas maquinitas que han ido quedando obsoletas en la impresionante revolución tecnológica que caracteriza a nuestra era, desde la introducción de una cinta VHS en un reproductor de vídeo al timbre de llamada de un teléfono analógico.

Inauguró el proyecto el pasado mes de enero y piensa seguir recopilando audios hasta 2015 para posteriormente pasarse 9 años desarrollando un lenguaje de marcado apropiado para reinterpetar los sonidos como composición binaria. Por ahora tiene 15 sonidos en la página. Curioso y divertido.

Vía: Nag on the Lake