Espectaculares, dramáticas y bellísimas las imágenes que simulan el choque entre nuestra galaxia, la Vía Láctea, y la de Andrómeda que un grupo de científicos de la NASA predice para dentro de 4.000 millones de años, tras los cálculos realizados en base a las observaciones realizadas con el telescopio Hubble.

Hasta ese momento, Andrómeda, ahora un disco apenas perceptible a la izquierda de la vía Láctea en la primera foto de abajo, se irá acercando paulatinamente hasta colisionar con la constelación que cobija a nuestro sistema solar para convertirse en una sola galaxia, tras un período de fusión de otros 2.000 millones de años.

Evolución del proceso, en imágenes (pincha para verlas a tamaño real):

Vía Láctea-Andrómeda en la actualidad Vía Láctea-Andrómeda, dentro de 2.000 millones de años Vía Láctea-Andrómeda, dentro de 3.750 millones de años Vía Láctea-Andrómeda, dentro de 3.850-3.900 millones de años (1)

Vía Láctea-Andrómeda, dentro de 3.850-3.900 millones de años (2) Vía Láctea-Andrómeda, dentro de 4.000 millones de años Vía Láctea-Andrómeda, dentro de 5.100 millones de años Vía Láctea-Andrómeda, dentro de 7.000 millones de años

Aunque parezca increíble, los científicos sostienen que la Tierra sobrevivirá a esta descomunal colisión (y la humanidad, si aún existe, supongo que también). Y, aunque no sé si por entonces aún existirá eso que llamamos fotografía, a mí, a bote pronto, como a la gente de PetaPixel, lo que me surge es una envidia tremenda de los afortunados que puedan observar y capturar en vivo y en directo esa extraordinaria maravilla.