Web de Mr. President

Kit Dotcom, el siempre mediático y polémico fundador de Megaupload, ha decidido pasar de la defensa al ataque tras su aparatosa detención y la de todo su equipo, acompañada de la desmantelación del popular servicio de alojamiento de archivos que dirigía y, sobre todo, después de ir comprobando cómo cada uno de los ‘fundamentos‘ de aquella operación han ido quedando desmontados por la Justicia.

Dotcom arremete contra Barak Obama en particular, pero en general contra las contradicciones de aquellos que defienden ante su electorado una posición de progreso o modernidad pero que, en la práctica y en asuntos de especial relevancia, mantienen posiciones ciertamente reaccionarias que suelen responder más a la connivencia o sometimiento a los intereses de ciertos lobbies que a convicciones políticas o ideológicas.

Mr. President es el nombre de la campaña con la que Dotcom pretende sacarle los colores a un presidente que prometió el ‘cambio’ y una apuesta decidida por Internet, pero bajo cuyo mandato se han desarrollado algunas de las leyes más peligrosas para las libertades y derechos en la Red: Sopa, Pipa, Acta… Algo muy similar a lo que ocurrió en España con el PSOE y la ‘Ley Sinde‘, ahora ‘Sinde-Wert‘.

Sin entrar a valorar lo acertado o desacertado de su propuesta o de la conveniencia de atacar a un político o un partido en concreto por una cuestión que es más bien inherente al poder, sean quien sea quien lo ostente (véase el mantenimiento de los criterios sobre los enlaces a web de descargas o el P2P en los gobiernos del PSOE y el PP), lo cierto es que las contradicciones están ahí. Y que bueno es hacerlas visibles para intentar, cuanto menos, poner a los líderes políticos frente a ellas e invitarlos a sumarse a las filas de la defensa de los derechos y del interés general frente a las presiones y el interés particular.