Me ha parecido realmente interesante este documento sonoro de lo que un equipo de investigadores del National Marine Mammal Foundation de San Diego entiende como una aproximación a la voz humana, “como dos personas conversando en la distancia”, por parte de una beluga mantenida en cautividad.

El estudio ha sido publicado en ‘Current Biology‘ por el director del equipo, Sam Ridgway, que admite no haber escuchado “nunca antes algo como esto” entre los sonidos de un cetáceo, en lo que podría suponer un nuevo modelo de imitación de la voz humana por parte de una especie animal:

Las observaciones sugieren que la ballena estudiada tuvo que modificar su mecánica vocal con el fin de imitar los sonidos del habla”.

El caso es aún más sorprendente porque las ballenas suelen producir los sonidos de una manera completamente diferente de las personas, utilizando sus extensiones nasales y no en la caja vocal o laringe como lo hacen los humanos. Para hacer que estos sonidos sean similares a las humanas, ‘Noc’ tenía que variar la presión en el tracto nasal y realizar otras adaptaciones musculares, así como inflar el saco vestibular en su orificio nasal”.

Ejemplar de beluga

La investigación, que se inició en 1984, continúa adelante a pesar de la muerte del ejemplar protagonista del estudio, ‘Noc’, hace cinco años. Sin embargo, no es la única referencia de la imitación de la voz humana por parte de estos cetáceos:

Han exisitido informes anecdóticos en el pasado de ballenas que suenan como humanos. Por ejemplo, en el Acuario de Vancouver, algunos guardianes sugirieron que una ballena blanca de unos 15 años de edad había pronunciado su nombre, ‘Lagosi”.

NOTA: Aunque, en sentido estricto, no se puede considerar a las belugas dentro del grupo de las ballenas, he mantenido esta denominación en el titular porque el propio estudio original se refiere a las belugas como ‘ballenas blancas’ y, desde luego, resulta mucho más comprensible para el lector general no especializado.

Vía: Live Science | Europa Press