Muy interesante este tutorial en forma de visualización que nos ofrece Colin Meek y que originalmente lleva por título ‘Internet research for journalists and researchers‘ (‘Investigación en Internet para periodistas e investigadores’), una guía en la que reflexiona acerca de la visibilidad de los contenidos en la Red y ofrece diversas herramientas, trucos y consejos para lograr el acceso incluso a los más escondidos.

Para ello, y dando respuesta a la máxima de Mitch Kapor con la que saludábamos esta mañana, el autor clasifica la visibilidad de los contenidos en cuatro categorías:

  • La Web oculta
  • La Web rastreable
  • Gente
  • Últimas noticias

Para Meek, la Web oculta es aquella que se compone de los contenidos que difícilmente aparecen en los resultados de búsqueda de los motores generalistas. Tal y como señalan Jane Devine y Francine Egger-Sider en ‘Going beyond Google‘:

Los usuarios insatisfechos con los motores generales de búsqueda creen erróneamente que, como no pueden encontrarla, la información que buscan no se encuentra en la Red”

Datos y contenidos que pueden ser de gran valor para el periodista o el investigador y que se encuentran en bases de datos cerradas o tipos de archivos que los robots no pueden rastrear, y a los que es posible acceder a través de otras vías.

Diapositiva de la visualización sobre búsquedas de Colin Meek

Para sacarle el máximo partido a la Web rastreable, es decir aquellos contenidos que sí son ‘cosechados’ por los motores generalistas, también es preciso recurrir a técnicas y trucos específicos dependiendo de la búsqueda que queramos realizar. Meek pone sobre la mesa algunas de las contradicciones de buscadores tipo Google, Yahoo o Bing, entre la que podemos destacar ésta perfectamente expresada por Eli Pariser:

Los algoritmos personalizados generalmente se fijan en lo primero que cliqueas. En Internet, el código es el nuevo guardián, el nuevo filtro. Toma decisiones de valor, pero no está construido sobre ningún sistema de valor. Puede que nos muestre lo que nos gusta, pero no nos muestra lo que importa”

La relevancia de las redes sociales y herramientas específicas de seguimiento de personas y empresas centra el capítulo que denomina ‘Gente’, para acabar con la racionalización de la avalancha de datos que aportan la inmediatez y la actualidad en ‘Últimas noticias’.

En definitiva, un manual gráfico de enorme interés para periodistas e investigadores, por supuesto, pero tremendamente útil también para cualquier usuario de la Red que pretenda manejarse con éxito en la enorme maraña de datos y contenidos dispersos por el ‘ciberespacio’.

Vía: Jounalism