Un día soñé con una boca que me hablaba desde el corazón de la galaxia.
Las líneas geométricas que la componían eran fractales que se cruzaban a intervalos regulares. Esta voz entonaba un mantra en un lenguaje desconocido: no entendía el significado de sus palabras
pero podía captar la esencia de su voz. 'L'Homme Grotesque', de Pask D'Amico
Me informó de que la humana era la forma de vida más extraña de todo el universo:
la perfección del cuerpo, la mente irracional y nuestra falsa percepción del tiempo.
Al día siguiente desperté y me pregunté cómo me podría representar visualmente mi sueño. Después de 123 días de duro trabajo, éste es el resultado”.

L’homme grotesque‘ (‘El hombre grotesco’), de Pask D’Amico para Klesha Production

Retorno a lo surreal. Me encanta.