Corporative social media

Me ha parecido muy certero este post de Gregg Schwartz en Socialmedia Today, ‘5 things companies still don’t understand about social media lead generation‘ (‘5 cosas que las empresas no entienden aún sobre la generación social media’), porque creo que retratan a la perfección los principales factores que separan a las compañías plenamente integradas en la filosofía y la práctica de la Web 2.0 de aquellas que, simplemente, se acercan a este nuevo espacio de comunicación con una actitud más bien tradicional.

No, en social media no vale aquello de ‘vino viejo en copa nueva’. Es precisamente el vino lo que hay que actualizar, fermentar y mejorar en las barricas del nuevo pensamiento, los nuevos modelos y las nuevas conductas. La copa, sin duda, ayuda. Pero, definitivamente, no hace milagros.

Éstos son los cinco aspectos en los que, en opinión de Schwartz, más patinan las empresas que se adentran en la Web 2.0 con una disposición -o asesoramiento- equivocada:

  1. Spam -> “Muchas compañías sólo utilizan las redes sociales para lanzar eslóganes comerciales”.
  2. Obsesión por el número de seguidores/fans -> “Si bien es cierto que los seguidores son necesarios para construir una audiencia que garantice la eficacia del proyecto, la cantidad es menos importante que la calidad”.
  3. Hablar mucho/escuchar poco -> “Ya sea para obtener el feedback de tus clientes, para ver lo que dicen tus competidores o para conseguir una impresión general de las tendencias emergentes, las redes sociales no están solo para difundir los logros y las ideas de su empresa, también son idelaes para escuchar lo que otros dicen”.
  4. Oídos sordos a los intereses de los usuarios -> “La gente suele usar los medios sociales como caja de resonancia pública para expresar sus quejas y reclamaciones. Usted debe ser capaz de entablar conversaciones con las personas sobre la base de sus exigencias”.
  5. Ausencia de compromiso con el medio -> “Muchas compañías abren una cuenta de Twitter, o un perfil de LinkedIn, y luego no hacen nada con ella. Incluso unos pocos minutos al día pueden provocar un gran cambio en su negocio, pero usted tiene que volcarse y demostrar que su empresa está “aquí para quedarse” en la revolución del social media”.

Te recomiendo la lectura del post original, en el que podrás ampliar los argumentos expuestos por el autor.