Julio Alonso

Cinco años después de que la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) demandara al fundador de Weblogs SL, Julio Alonso, a raíz de un post de 2004 titulado ‘SGAE=Ladrones’ en su blog Merodeando, el Tribunal Supremo ha dado la razón al bloguero y anula su condena. En la sentencia se pone de manifiesto que prevalece la libertad de expresión sobre el derecho al honor de la SGAE, y se critica la actuación de la misma”.

Mucho ha tenido que luchar y mucho ha tenido que sufrir Julio hasta lograr que la Justicia, finalmente, entendiera que ni él es responsable de los comentarios de terceros en su blog ni llamar ‘ladrones‘ a la SGAE era delito o ilícito civil alguno, al menos en el momento en el que ser produjo aquel debate.

Interesante la sentencia, porque en ella se confirman aspectos clave de la libertad de información y opinión, así como del papel de un prestador de servicios (un blogger, por ejemplo) en estos casos, uno de los aspectos más amenazados por las exigencias del lobby de la cultura y la ‘receptividad’ de los consecutivos gobiernos españoles hasta la fecha:

Recuerda el Supremo en esta sentencia que la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información estipula que “no serán responsables por la información almacenada a petición del destinatario y la información a la que dirijan a los destinatarios de sus servicios siempre que no tengan conocimiento efectivo de que la actividad o la información es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptible de indemnización o, si es que lo tienen, actúen con diligencia para retirar los datos o hacer imposible el acceso a ellos”.

Tienes toda la información en elmundo.es. Desde aquí, mi más sincera felicitación a Julio, y a todos los amantes de los derechos y libertades en la Red.

Vía: @PabloHerreros
Fotografía: 20minutos.es