Estadística de usuarios activos diarios y semanales de Instagram

Aunque la empresa se apresuró a negarlo desde el minuto 1, lo cierto es que los efectos de la polémica por su cambio en las condiciones de uso son incluso más graves de lo que en un principio se podía prever. Según datos de la empresa especializada en tráfico de aplicaciones AppStats, el número de usuarios activos de Instagram ha caído a menos de la mitad desde el momento de la controversia: de los 16,3 millones de usuarios activos diarios que se registraban a mediados de diciembre ha pasado a los ‘solo’ 7,6 millones registrados el pasado 14 de enero.

Sin embargo, tal y como señala Nacho en Microsiervos, el número de usuarios activos mensuales creció durante ese mes de 41,5 millones hasta 46,1 millones, lo cual viene a decir que Instagram cuenta con más usuarios registrados, pero con muchos menos usuarios activos, que son en realidad los que dan vida y soporte a la aplicación.

Estadística de usuarios activos mensuales de Instagram

Cabría interpretar, por tanto, con estos datos provisionales y a la espera de un análisis más dilatado en el tiempo, que el grueso de la comunidad ha optado más por esperar a ver cómo evolucionan los acontecimientos que por darse de baja, que no renuncia a esa aplicación que tantas satisfacciones le ha proporcionado, pero que aquella pasión ha dado paso a un enfriamiento y un distanciamiento que sólo el tiempo y la habilidad de la empresa podrá decantar de un lado o de otro.

En cualquier caso, una muestra más que evidente de que los excesos y abusos en la Red, sean descarados, en grado de intentona o simplemente producto de un error, se pagan. Y se pagan porque, aunque a algunos pueda olvidárseles, la mayor parte de los preceptos en que se basa la Web 2.0 están ya tan grabados en la conciencia y la piel del internauta que cualquier traición al respecto no puede generar más que rechazo, desprecio y deserción:

Nos preocupan cosas más importantes que si vas a cambiar a tiempo para hacer negocio con nosotros. El negocio es sólo una parte de nuestras vidas. Parece ser todo en la tuya. Piénsalo bien: ¿quién necesita a quién?”

Y lo de Instagram ha sido un error. Un error mayúsculo bajo cualquier prisma que se mire: un disimulado intento de traición o un desacierto del redactor del texto. Por eso la reacción, retrotrayendo las condiciones al estado anterior a la polémica y por eso también, una iniciativa que denota la preocupación de la compañía: el envío masivo de correos a los usuarios registrados insistiendo en que ‘aquí no ha pasado nada’:

Hello,

Our community has grown by many millions of people since we wrote our original Terms of Service and Privacy Policy. As we announced in December, we have updated our Terms of Service and Privacy Policy. These policies also now take into account the feedback we received from the Instagram Community. We’re emailing you to remind you that, as we announced last month, these updated policies will be in effect as of January 19th, 2013.

You can read our blog post that highlights some of the key updates. And remember, these updates don’t change the fact that you own your photos that you post on Instagram, and our privacy controls work just as they did before.

Thank you,
The Instagram Team”

Un evidente error de Instagram Y un claro acierto, otro más, de la Red.