Google Reader: condenados a ser nómadas perpetuos en la Red

Post de reacción al cierre de Google Reader, centrado en las nuevas alternativas, como la de Digg, y en la situación del usuario frente a las apps online

Feeds

Hola. Creo que soy el último gran cabreado de la Red en ponerse a escribir sobre el anuncio de cierre de Google Reader. He estado todo el día ocupado y no encontraba un rato para sentarme delante del ordenador con la tranquilidad que el tema requiere. Pero ya estoy por aquí.

Pensaba titular este post: ‘Google Reader y la quiebra de la confianza’, centrándolo en el riesgo que supone para una empresa, sea cual sea, tenga el volumen de negocios y la popularidad que tenga, quebrar la confianza de sus usuarios, como ha hecho Google en esta ocasión, pero he preferido enfocarlo por una de las vertientes que también contemplaba en el desarrollo de ese post: el de las alternativas, y concretamente en la confianza de que, de aquí a unos meses, contaremos con una –o varias- herramientas que igualarán –o mejorarán– las prestaciones de la que durante años ha sido la referencia en este ámbito.

Y esa decisión la he tomado al descubrir una noticia que confirma mi teoría: Digg se compromete a crear un lector de feeds que cubra el hueco de Google Reader.

¿Pero no hay ya alternativas? Sí, muchas e incluso buenas. ¿Pero satisfacen al usuario habitual de Google Reader? En mi caso concreto, no. Y según lo leído hoy, en general tampoco.

Google Reader deja un hueco importantísimo en un mercado que muchos creían agotado, pero que precisamente a raíz del anuncio de cierre se ha revelado más importante de lo que pensábamos. Puede que no en número, pero sí en ‘peso’. La práctica totalidad de los bloggers de la escena nacional e internacional ha salido hoy a la palestra para confesar su ‘adicción’ a esta herramienta: su interface de ‘noticias a la vista’, su posibilidad de segmentar, almacenar, organizar, compartir… y todas las apps basadas en su API la hacen ciertamente potente… Y ese es un nicho que no se puede despreciar.

¿Será Digg la única? No. Estoy convencido de que surgirán más proyectos que intenten colmar las necesidades y expectativas de los aun GReaders.

Por tanto, me parece un tanto precipitado (aun quedan unos cuantos meses antes de que se clausure el servicio) decidirse desde ahora por una alternativa. Creo que antes de que llegue ese ‘fatídico’ 1 de julio contaremos con ofertas mucho más adaptadas a nuestras necesidades o directamente auténticos clones de Reader. Y algunas más, como esta de Digg, poco tiempo después.

El mundo del feed no se acaba. Puede incluso que ahora, que desaparece el líder indiscutible, se desarrolle aun más. Sin descartar opciones de pago. ¿Pagarías un euro al mes por un servicio como Google Reader? Yo no lo dudaría un instante. Eso y más, si el servicio colma mis necesidades.

Dicho esto, solo unas breves palabras de lo que iba a ser nudo central del post: la quiebra de la confianza. Soy usuario de varios servicios de Google, especialmente Gmail, Greader, Google+ y Calendar. Google+ aparte, utilizo los otros tres porque en su materia son, sencillamente, los mejores, y a ellos encomiendo el grueso de mi actividad digital y no digital. ¿Pero qué mensaje me ofrece Google con el anuncio de Reader? Pues que en cualquier momento pueden cepillarse también Gmail y Calendar, por ejemplo, con los enormes perjuicios que eso me ocasionaría, muchos más que los de un ‘simple’ lector de feeds. Con Gmail y Calendar organizo prácticamente toda mi vida profesional y personal.

¿Vale la pena apostar por el mejor producto aun a sabiendas de que puede tener fecha de caducidad? ¿Es preferible un producto menos eficaz pero que te ofrezca garantías de perdurabilidad? ¿Realmente existe algo imperecedero en la Red?

Hasta ahora ni me planteaba esa pregunta. A partir de hoy me lo tengo que pensar. Probablemente estemos condenados a ser nómadas perpetuos en Internet, ciberemigrantes con los datos a cuestas siempre en busca de la app que nos acoja, y así cubrir una etapa tras otra de nuestra experiencia digital.

Aunque siempre lo puedes intentar.

Autor: mmeida

Soy periodista y escritor, creativo y social media. Mangas Verdes fue mi primer blog. Con él viví en primera persona la 'revolución de los blogs', obtuve seis premios internacionales y, lo más importante, me lo pasé en grande. Ahora transito por mmeida.com. (+ info).

15 comentarios en “Google Reader: condenados a ser nómadas perpetuos en la Red”

  1. ¿Qué ocurriría si todos esos blogueros importantes, con sus redes de blogs, etc. decidieran salirse de Adsense / AdWords? Se me ocurre que sería bastante mejor medida de presión.

    Google, como todas las demás empresas, es ejemplo preclaro de que no hay que depender de una sola empresa,o incluso de muy pocas.

    Me gusta

  2. Manuel, no puedo más que coincidir con tus palabras, tanto en la pena por perder el servicio, en la esperanza de que esto dé lugar a un desarrollo superior de lectores y el protocolo RSS en general, y especialmente en el sentimiento de pérdida de confianza.

    Yo también dependo mucho de Gmail y Calendar, y el cierre de Reader me da la pauta de que no debería confiar tanto en Google. Que quizás sea hora de ir buscando servicios que lo complementen, pero que llegado el caso de un cierre, la salida sea fácil y rápida.

    Me gusta

  3. Coincido 100% con vos Manuel! Hoy cuando prendi el ordenador casi escupo el café sobre la pantalla con la noticia! Es que desde hace años mi forma de informarme era (y aun lo es) GReader, era la rutina de mis mañanas y durante el dia…la verdad que me da mucha desconfianza esta acción, porque, como vos decias, que pasa si el dia de mañana se les ocurre cerrar Calendar, Gmail, o cualquier otra aplicacion? Es un dolor de cabeza!!! Mas en esta época donde prácticamente todos los datos quedan en manos de ellos!.

    Me gusta

  4. En mi opinión, lo mejor que podemos hacer es tener nuestros datos a buen recaudo en carpetas locales (como si fueran mochilas, maletas o hatillos) para poder emigrar de una a otra app en cualquier momento.

    Un saludo.

    Me gusta

  5. Me pregunto… Si a Google le gusta un servicio o producto ajeno, va y lo compra (YouTube, Blogger, por poner dos ejemplos). Pero si a uno propio no le quiere dar continuidad… ¿Por qué no lo vende? Seguro que le salían ofertas a docenas… ¿O no?

    Desde luego que la confianza en “la nube” está por los suelos. Ya no sólo por Google, también por la absorción de Messenger por Skype, la compra de este por Microsoft, y otros casos que ahora no me vienen a la cabeza. Además de los constantes cambios, no siempre a mejor, en todos los servicios, muy especialmente en las redes sociales, donde cada cambio es motivo de polémica.

    La opción ideal sería tener tu propio rincón en la red, como haces tú (tener tu propio correo, tu dominio, etc), pero eso cuesta un dineral, y no todo el mundo sabe administrar un sitio web propio.

    Un saludo, Manuel y compañía.

    Me gusta

  6. @josegdf: buen punto de vista el que aportas acerca de vender servicios que ya no contemplas en tu desarrollo. El principal hándicap que le veo es si alguien estaría interesado en una aplicación desechada por otros. En el caso concreto de Reader, se trata de una herramienta sin modelo de negocio que, desde luego, podría obtener rentabilidad con un buen replanteamiento. Pero el éxito no está asegurado y el riesgo es alto.

    Un saludo.

    Me gusta

  7. está claro que el problema es de los confiados usuarios… no es el primer paso que dan los “grandes” para cargarse la redifusión de contenidos. el problema es el modelo de negocio de publicidad contextual imperante y la carrera por aparecer en la primera página de resultados. ¿qué pasa si mañana el buscador dice que las web con rss van a puntuar negativamente en el posicionamiento?
    no es una cuestión de confianza, es una cuestión de toma de decisiones.

    Me gusta

  8. Estoy de acuerdo en casi todo el post, pero me gustaría comentar dos juicios personales…

    1) así cómo el móvil no es lo importante sino el contenido que está dentro, mientras podamos tener a buen recaudo el xlm de nuestros feeds ya uaremos unas y otras gerramientas.
    2) no se cargarán Gmail ni Calendar, ya que verás que en algun momento serán de pago, por céntimos pero de pago (ten en cuenta que ya no se pueden abrir gratis Google for Business)

    Saludos,

    Me gusta

  9. Como decía a tenor de esto Enrique Dans, soy usuario del lector espartano, líneas puras y duras que, a voluntad, amplías o no.

    Las ñoñerías tipo Flipboard o Pulse, para quien le guste. Ni siquiera veo algo de gusto a Feedly -ojalá el lector Feedler, del iPad, hiciera algo, porque su estilo es perfecto-. TheOldReader se pierde, los feeds aparecen desordenados, un desastre, y eso que valoro que sean un equipo reducido. Y Digg, que pasó de decir que “clonarían”, busca el lector revistero, otro desastre.

    En su día, usé la extensión de Firefox llamada NewsFox, que es lo más parecido que he visto hasta ahora a Reader, que en realidad empecé a usar después -de hecho, el archivo OPML pasó de NewsFox a Reader-, pero dejé de utilizarla porque, al tener tantos feeds -cientos-, ordenados por categorías, que se descolocaran de vez en cuando, me hacían perder mucho tiempo ordenando de nuevo.

    He tenido siempre a Google, a pesar de sus evidentes defectos, en un pedestal. Cuando en su día sacó Gmail con 1Gb de capacidad y gratis, Yahoo y Hotmail daban 5Mb -empujándote a adquirir más pagando-, leedlo bien los que no lo sepáis: ¡5Mb!

    Sabemos que arañan y comercian con nuestros datos, sabemos que son empresas, al fin y al cabo, pero esto ha sido una bomba en la línea de flotación del mundo que busca la noticia, no del que la espera -y vuelvo a parafrasear a Dans-.

    Me di de baja inmediatamente en Google+ -por aquello de fastidiar en algo al producto estrellado, que no estrella-, y ojalá tenga alternativas válidas para otros servicios. En su día, pensar que Yahoo y Microsoft acabarían tragándose su tacañería, era una entelequia, pero ocurrió, y aún lo pagan.

    Exijo que no retiren Google Reader, es un servicio social, ¿o es que cualquiera de las empresas que han salido corriendo a tapar el hueco tiene capacidad para seguir todos los sites y Google, qué cosas, no?

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.