Tormenta solar sobre Islandia time-lapse

Vídeo time-lapse que muestra las espectaculares auroras provocadas por los efectos de una tormenta solar sobre el mágico cielo de Islandia

Filmar auroras en Islandia –y en cualquier parte– es siempre una experiencia fascinante, pero toparte en medio de la producción con los efectos sobre la atmósfera de una erupción solar de clase X con eyección de masa coronal debe de rozar el delirio.

Eso precisamente es lo que le ocurrió a Henry Jun Wah Lee (estudios Evosia) mientras registraba la belleza y el poder de la naturaleza en este paraíso helado al sur del círculo polar ártico entre febrero y marzo de este 2014, período en el que efectivamente se registró una intensa actividad en el astro rey:

Las auroras resultantes eran un espectáculo difícil de creer, incluso en persona y visto con mis propios ojos”

El vídeo, producido en formato time-lapse, está perfectamente estructurado según el esquema clásico de introducción-nudo-desenlance, con unos primeros fotogramas en los que el protagonista es el hielo, para ir incrementando el ritmo hasta desembocar en la apoteosis de la tormenta solar y espectaculares auroras boreales resultantes. El último tramo, también de gran belleza, marca el descenso en clave de relajación.

El resultado, ‘Eye of the storm 4K‘, un vídeo realmente formidable de 5.000 fotogramas, con una banda sonora –’The eye of the storm‘ (Shaun Diaz)– perfectamente adaptada que contribuye a acentuar los distintos procesos a los que se ve expuesto el estado anímico del espectador.

El equipo de grabación estuvo compuesto de cámaras Canon EOS 1-DC y 5D Markk III, con control de movimiento basado en componentes Kessler Crane: Cinedrive, Shuttlepod Mini, Turntable y Oracle.

Otra joyita del género, de unos 5 minutos de duración, para disfrutar a toda pantalla y a todo… un nivel adecuado de auricular 😉

El primer ser humano fue… ¡un pez!

Joe Hanson divulga a través de un vídeo los argumentos de Richard Dawkins acerca de la inexistencia de un ‘primer humano’ en la evolución

Una de las discusiones más características acerca de la evolución y una de las mayores incógnitas que plantean los negacionistas gira en torno a la existencia o no del ‘primer ser humano’ y del momento en que apareció en la Tierra. ¿Quién fue? ¿Cómo logró sobrevivir y procrearse? ¿Qué aspecto tenía? Pero, oh, en realidad nunca hubo un ‘primer ser humano’. La evolución no funciona así, los cambios no se producen de la noche a la mañana, sino muy lentamente, con microtransformaciones apenas imperceptibles que, poco a poco, van configurando nuevos escenarios biológicos.

Esto es lo que viene a contarnos el biólogo, escritor y blogger Joe Hanson en este entretenido vídeo titulado ‘There was no first human‘ (‘Nunca hubo un primer humano’), en el que se hace eco de los argumentos de Richard Dawkins sobre el particular, y que quedan sintetizados en esta cita:

Nunca podrás precisar el momento exacto en que una especie llegó a ser, porque eso jamás ocurrió. Antes eras un bebé y ahora estás más viejo, pero no hubo un día concreto en que te fuiste a la cama joven y despertaste mayor… La evolución se desarrolla como en una película, con fotogramas que se mueven, tanto rápidamente, como poco a poco, y muchas veces no podemos ver el cambio mientras se produce. Cada vez que nos encontramos con un fósil, es una instantánea en el tiempo, a menudo con miles de fotogramas perdidos en medio, y nos vemos obligados a reconstruir toda la película. La vida es lo que sucede entre esas instantáneas”.

Dawnkins recogió esta idea en su libro de 2011 ‘The Magic of Reality: How We Know What’s Really True‘ (‘La magia de la realidad: cómo sabemos qué es realmente verdad’), una obra divulgativa dirigida a los niños, con explicaciones tan gráficas como ésta (en traducción tomada de Divulga Científico):

Si colocáramos una fotografía de nosotros seguida de una fotografía de nuestro padre o madre, y enseguida la de su padre o madre y así hasta llegar muchas generaciones atrás, digamos unos 180 millones de generaciones, en un punto nos encontraríamos con la foto de un Homo sapiens, y, si fuéramos aún más atrás veríamos la foto de un Homo erectus. Podemos formular varias preguntas al respecto, aunque la más interesante es ¿Cuál es el primer humano -como lo conocemos actualmente-? Dawkins da una respuesta: nunca hubo un primer “hombre” ¿Como saberlo? Bueno, si revisamos la serie fotográfica desde nosotros hacia atrás y atrás en el tiempo (equivalente a 185 millones de generaciones) veremos que la primera fotografía no corresponde a un “hombre”, increíblemente corresponde a un pez”.

De otro modo, pero también con un gran sentido del humor y, desde luego, amplio conocimiento científico, lo ilustraba Javier Sampedro en ‘El País’ ya en 2005, en un artículo titulado ‘¿Quién fue el primer humano?‘:

La historia que cuentan los fósiles no es “una de esas películas francesas en las que se ve crecer la hierba”, en la expresión de Woody Allen. La evolución humana es un thriller con un final brusco y sorprendente. Nuestra anatomía apareció en África hace unos 200.000 años, y ya entonces era plenamente reconocible: un cerebro del tamaño actual y con signos evidentes de hipertrofia en los lóbulos frontales, donde residen las altas funciones mentales que nos distinguen (a veces) de las demás bestias del planeta. ¿Tiene sentido, entonces, preguntarse quién fue el primer ser humano?

Si quieres ver al propio Dawkins en acción explicando personalmente su punto de vista en el marco del New Yorker Festival de 2011, aquí te dejo este otro vídeo:

Canarias, foto de la Nasa por segundo año consecutivo

La Nasa elige la imagen ‘Perdiendo Canarias’ como foto del año 2013. Las Islas han ganado las dos ediciones celebradas del Tournament: Earth

Foto del año de la Nasa 2014

Lo fue en 2013 y lo ha sido también en este 2014. Los usuarios de todo el mundo han vuelto a escoger una imagen de las islas Canarias como mejor foto del año en el certamen Tournament: Earth de la Nasa, que este año celebra su segunda edición. Es decir, que dos de dos. Y no hay dos sin tres 😉

En esta ocasión, la instantánea que ha “arrasado”, según valoración de la propia web oficial es ‘Perdiendo Canarias‘, en la que se puede observar el efecto de los vientos alisios sobre el Archipiélago, incidiendo en el norte y dejando al sur, en la zona de sotavento, patrones al sol de viento y oleaje.

Una bella toma, sin duda, que fue capturada por el satélite Terra gracias a su espectroradiómetro de imágenes de media resolución el 15 de junio de 2013, y que tuvo como principal competidora una infografía sobre la erupción volcánica el Kliuchevskoi, en Siberia (Rusia).

Felicidades, pues, a todos los que empujaron para que alcanzar este nuevo premio. Y ya saben: a por el del año que viene.

Luciérnagas time-lapse: un espectáculo de luz

El fotógrafo Vincent Brad recrea en un mágico vídeo time-lapse el show nocturno de las luciérnagas en varias localizaciones de Estados Unidos

La magia de las luciérnagas en las noches de Grand Ledge y el lago de los Ozarks en el verano de 2013. Ésa es la propuesta que nos regala el fotógrafo Vincent Brady en ‘The firefly time-lapse‘, su primer vídeo enteramente time-lapse.

Un corto en el que se combinan varias técnicas fotográficas –star trail, macro, larga exposición, paisaje…– para hacernos partícipes de esa especie de aquelarre vital con el que estos luminiscentes insectos rinden culto al indefectible proceso que lleva a la perpetuación de la especie. El apareamiento, vamos, en una danza de luz que compite con el oscuro poder de las sombras.

Nada mejor para terminar un día caluroso y húmedo de verano como la bendición de las majestuosas luciérnagas. El lago de los Ozarks es un fantástico hogar para estas criaturas. Estar en la cubierta del barco viendo cómo se ilumina la hilera de árboles con esa ‘fiesta disco’ que dura toda la noche es simplemente increíble”.

La música, perfecta para la ocasión, es de Brandon McCoy.

Cambio climático: la ignorancia ya no es excusa

El informe 2014 del Panel del Cambio Climático de Naciones Unidas da la voz de alarma sobre el avance del calentamiento global en el planeta

Cambio climático

Antes de esto pensábamos que sabíamos lo que estaba ocurriendo, pero ahora tenemos pruebas aplastantes de que está pasando y de que es real”.

Son palabras del doctor Saleemil Huq, uno de los redactores del informe sobre el cambio climático (resumen en español-PDF)que acaba de publicar el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, palabras que dejan poco lugar a la duda, las tendencias conspiranoicas y la indiferencia con la que, desde ciertos sectores, se ha venido abordando este grave problema.

El texto ha sido redactado en clave de llamamiento desesperado a la cordura y la puesta en marcha de medidas urgentes que frenen el proceso. El informe resalta que las pruebas de carácter científico son “aplastantes” y se han duplicado desde el último informe emitido hace ahora siete años.

Según el dossier, los impactos comenzará a ser evidente en breve en la mayor parte de los ecosistemas, con factores de especial preocupación como el hielo del Ártico, las grandes barreras de coral, el mar y los sistemas de agua dulce –en todos ellos, los efectos hace tiempo que han comenzado a ser visibles–, impactos que además serán “severos, penetrantes e irreversibles”.

No hay que ser un visionario para hacerse una idea de las catastróficas consecuencias que este proceso tendría para el ser humano: desde la escasez de agua y alimentos hasta fenómenos naturales cada vez más extremos, con efectos inmediatos como las migraciones por clima o por hambruna que,a su vez, pueden agravar las tensiones entre países y los dramas migratorios.

La buena noticia es que aún estamos a tiempo de frenar e intentar revertir esta deriva, pero para ello,como sostienen los autores del informe “es preciso tomar decisiones”. En efecto, cuestiones como la apuesta sin ambages por las energías limpias, el abandono de los combustibles fósiles y contaminantes, el consumo responsable, el ahorro energético, el freno a las emisiones de CO2, la protección de las especies en vías de extinción y los ecosistemas sensibles y, en fin, la articulación de una política verde, sostenible, una tercera revolución industrial, a escala global y país a país son ya urgentes, vitales e inexcusables.

En esta tesitura, apuestas como las del Gobierno español a favor de la extracción de petróleo en aguas tan frágiles y ricas en biodiversidad como las canarias –también en el Mediterráneo– no pueden tildarse más que de irresponsables y suicidas, explicables sólo por una defensa a ciegas del interés particular de las multinacionales –más que ellas mismas– frente al interés general de la ciudadanía.

En ese sentido, resulta ilustrativa y contundente la sentencia de Michel Jarraud, secretario de la Organización Meteorológica Mundial (OMM):

Antes de este informe, la gente podía citar ‘ignorancia’ respecto al cambio climático. Ahora, la ignorancia ha dejado de ser una buena excusa”.

Vía: NYT

Corales en movimiento, un espectacular vídeo time-lapse

‘Slow life’ es un fascinante vídeo macro y time-lapse de Daniel Stoupin que muestra como nunca antes la vida de los corales en movimiento

Una de las grandes pasiones –y satisfacciones– de mi vida ha sido la de mantener acuarios. Primero, de agua dulce, en una afición compulsiva que me llevó a ir ampliando el volumen de los tanques progresivamente y recorrer prácticamente todas la simulaciones de hábitats posibles, hasta dar el salto al acuario marino y, en concreto, de arrecife. Palabras mayores.

De entre todo el universo de vida que puedes contemplar en tanques de estas características, sin duda son los corales los que te ofrecen las mayores satisfacciones. Delicados, muy sensibles al equilibrio biológico de su ecosistema, requieren de la máxima atención para lograr que se sientan cómodos y se muestren en todo su esplendor; pero cuando lo logras, indudablemente vives una de las más experiencias más fascinantes que te puedas imaginar.

Cuento esta historia porque puede darnos una pequeña, mínima idea, de lo que ocurre en la naturaleza, en esos grandes arrecifes de coral, bellos sí, pero tremendamente frágiles y, sobre todo, muy amenazados a pesar de ser imprescindibles para garantizar la salud y la biodiversidad de nuestros océanos.

Este trabajo que comparto por aquí es un hermoso homenaje a estos diminutos animalitos capaces de colonizar kilómetros y kilómetros de superficie marina, en perfecta convivencia con las algas unicelulares que suponen su principal nutriente. ‘Slow life‘ (vida lenta) es un vídeo espectacular de Daniel Stoupin que nos muestra, como nunca antes, gracias a las técnicas macro y time-lapse, sus procesos biológicos en movimiento, tan lentos que resultan muy difícil de captar por el ojo humano.

El trabajo ha sido de enanos. Nada menos que 150.000 fotografías. Cada fotograma está compuesto por una combinación de 3 a 12 disparos con el objetivo de recuperar las distintas áreas de enfoque de las diversas exposiciones macro.

En fin, un prodigio que te recomiendo visualizar a toda pantalla y con la música a un nivel adecuado. Y si quieres prolongar la magia, visita la galería de fotografías en la página oficial del autor. Una maravilla. Que lo disfrutes.

Vía: PetaPixel

Solsticios y equinoccios time-lapse

La Nasa publica un vídeo time-lapse que recoge el movimiento de traslación de la Tierra durante un año mostrando solsticios y equinoccios

Estamos acostumbrados a los vídeos time-lapse concebidos para producir un efecto estético, experimental o publicitario: naturaleza, actividades, construcciones… Son franca mayoría. Sin embargo, esta técnica resulta también muy útil para ilustrar conceptos, fenómenos o sucesos desde una óptica científica, ya que permite condensar en poco tiempo lo que en la realidad se desarrolla en márgenes muy superiores.

Es el caso que nos ocupa, esta producción de la Nasa que, en apenas 13 segundos, nos muestra el ciclo completo de rotación de la Tierra de todo un año, evidenciando de forma ostensible las estaciones y sus solsticios –de invierno y verano– y equinoccios –otoño y primavera, como el que vivimos precisamente ayer–:

Los dos polos de la Tierra se encuentran a igual distancia del Sol, cayendo la luz solar por igual en ambos hemisferios. En las fechas en que se producen los equinoccios, el día tiene una duración igual a la de la noche en todos los lugares de la Tierra. En el equinoccio sucede el cambio de estación anual contraria en cada hemisferio de la Tierra”.

Las imágenes fueron capturadas por el satélite Meteosat-9, que sacó una imagen de infrarrojos cada día, a eso de las 06.00 horas, desde septiembre de 2010 hasta septiembre de 2011.

Puedes distinguir fácilmente los equinoccios en el vídeo porque el terminador terrestre, línea que separa la parte iluminada de la parte en sombra, es claramente perpendicular; mientras que en los solsticios es oblicuo. Puedes ver esto más nítidamente en la siguiente imagen:

Estaciones desde el espacio

Vía: Apod