10 años de Mangas Verdes y un post a modo de epílogo

Mangas Verdes deja de actualizarse el día que cumple 10 años. Manuel M. Almeida ha decidido emprender una nueva aventura en la blogosfera

Gracias!

Hoy es un día muy especial para este blog y para quien les escribe. Mangas Verdes cumple hoy 10 años de existencia, 10 años de una aventura apasionante en la Red, acompañando prácticamente el despertar y explosión de la Web 2.0 –y de tantas otras cosas–, en una de las etapas más intensas y enriquecedoras de toda mi vida.

Pero hoy también es un día de profundos cambios en mi actividad en Internet. Mangas Verdes llega a su final. Así es, Mangas Verdes deja de actualizarse desde este preciso momento porque creo que es hora ya de explorar nuevos proyectos. Su periplo ha finalizado producto de una decisión que no ha sido fácil, aunque sí muy meditada.

Pero, ojo, esto no es una deserción. Manuel M. Almeida sigue en la blogosfera, iniciando una nueva etapa, embarcándome en un nuevo viaje, convencido de la necesidad de un cambio que permita adaptar mi presencia en la Red a los intereses, necesidades y expectativas que me mueven hoy día.

Hay tres motivos básicos que me han empujado a dar este paso:

1. Eficiencia. No te puedes imaginar cómo puede quedar una base de datos después de una década de uso intensivo-compulsivo. Mangas Verdes se ha convertido en un monstruo de proporciones impresionantes. Casi 10.000 posts (9.539 –954 al año, rozando los 80 al mes y los 3 diarios–); cientos de plugins, hacks, experimentos y themes instalados, desinstalados y vueltos a instalar; multisites, microsites, imágenes, documentos… Un auténtico maremágnum que hacían ya muy difícil su manejo, mantenimiento y mantener el rendimiento del servidor. Me apetecía continuar en un espacio lo más limpio posible.

2. Eficacia. Estoy seguro de que, si me has venido siguiendo o me has seguido alguna vez en las redes, te habrás preguntado: ¿pero para qué mantiene este hombre cuentas separadas si Mangas Verdes es él, si los contenidos se repiten prácticamente en cada una de ellas? Y estarás en lo cierto. Mangas Verdes soy yo, a pelo, con etapas en las que he contado con valiosos colaboradores, pero básicamente y desde el principio, yo mí me conmigo. Hubo un momento en que pensé que sería conveniente mantener un canal específico para el blog, aparte del mío personal, pero esto en realidad me ha obligado a una especie de esquizofrenia digital, no debidamente gestionada, que creo que provoca confusión, reiteración y, sobre todo, un doble o triple esfuerzo añadido a lo que de normal debería ser. Pues eso, a partir de ahora no habrá marca añadida. Una sola cuenta por plataforma, y esa cuenta es la del autor.

3. Placer. Ya no soy el mismo. Desde aquel primer post el 27 de abril de 2004 en Blogia –tienes captura abajo– han cambiado muchas cosas: a escala personal, profesional, intelectual… Mis intereses y mis expectativas ya no son exactamente los mismos de aquellos primeros años del milenio. Necesitaba condensar, organizar, reflexionar y reunificar mis objetivos. Una nueva casa. Un nuevo espacio que se adaptara a mi nueva realidad al menos durante una década más. Y eso he hecho. Construirme una nueva morada y mudarme.

Primer post de Mangas Verdes

Ahí quedan esos 6 premios obtenidos, todos esos posts que antes mencionaba, los miles de comentarios, los debates, las polémicas, las risas, las primicias, las bromas, los descubrimientos, los experimentos, las emociones… toda la experiencia acumulada. Pero, en especial, ese enorme caudal de nuevos amigos virtuales y desvirtualizados, los colaboradores, las jornadas y congresos, y ese calor humano que, desde los inicios, he recibido por parte de esa gente que siempre, o de forma puntual, han estado al otro lado de su pantalla para conversar, discutir, rebatirme, felicitarme o afearme lo que tuvieran a bien. A todos y todas muchas gracias.

Eso sí, Mangas Verdes seguirá abierto, como un libro, una creación, una obra culminada, como archivo público de todo lo publicado en estos 10 años, si bien muchas de las funcionalidades, como los comentarios, quedarán deshabilitadas en unos días.

Éstas son las últimas líneas que se escriben en este blog, pero son las primeras en el cuaderno en que voy esbozando mi nuevo periplo.

Espero verlos a todos y todas por allí.

¿Que dónde?

Ah, sí, claro… en El Blog de Manuel M. Almeida 😉

Agustín Millares, un poeta actual e imprescindible

Agustín Millares Sall, el poeta humano y comprometido de la posguerra que una vez me recibió, es la figura protagonista del Día de las Letras Canarias 2014

Agustín Millares Sall

Este es uno de esos posts que llevas tiempo postergando a la espera de encontrar tiempo y sosiego; pero, como uno y otro siempre escasean, no hay otra forma de romper con la procrastinación que lanzarse al asalto del primero y el fomento del segundo para entregarse sin más, de una vez, a la huidiza tarea.

La urgencia, en realidad, era más bien una excusa: el Gobierno de Canarias ha dedicado este año el Día de las Letras al poeta Agustín Millares Sall. La celebración fue el pasado 21 de febrero y a uno le habría gustado publicar en coincidencia; pero, siendo como es Agustín ya un referente eterno, la prisa era más bien relativa y, en realidad, autoimpuesta.

Excusa para hablar de Agustín, por varias razones: por la enorme calidad de su obra poética, por su firme compromiso humano, político y social, y por razones estrictamente personales que me retrotraen a los años de mi adolescencia.

Agustín Millares forma parte del nutrido grupo de grandes poetas que ha dado Canarias, el referente indiscutible en las Islas de la poesía social de posguerra y, sostengo, una de las voces más significativas de este movimiento en todo el ámbito de habla hispana.

Pero no voy a glosar aquí ni su vida ni su obra -para eso ya existen multitud de reseñas, incluida la Wikipedia…-, prefiero centrarme en destacar la vigencia de su mensaje y, sobre todo, recomendar vivamente su lectura.

Desgraciadamente, Agustín no suele aparecer en las publicaciones antológicas y ensayos referidos a la poesía social en español de la segunda mitad del pasado siglo, circunstancia ésta que tiene mucho que ver con sus escasas incursiones fuera de Canarias y la secular dificultad que han padecido los creadores del Archipiélago para dar a conocer su obra más allá de las fronteras insulares.

Sin embargo, por calidad, fuerza y universalidad, el nombre de Agustín Millares tendría que figurar, por derecho propio, junto a los de Gabriel Celaya o Blas de Otero, por citar sólo a algunos de los más destacados representantes de esta escuela.

En un momento como el que atravesamos, de claro retroceso en derechos, libertades y conquistas sociales, la poesía de Millares mantiene plenamente su vigencia y constituye una lectura oportuna y aun diría que imprescindible.

Te dejo dos de sus poemas más populares a modo, si no lo conoces, de aproximación:

Saludo II

Yo poeta declaro que escribir poesía
es decir el estado verdadero del hombre
es cantar la verdad es llamar por su nombre
al demonio que ejerce la maldad noche y día.

El poeta es el grito que libera la tierra
la primera montaña que divisa la aurora
la campana que toca la canción de la hora
el primer corazón que lastima la guerra.

Colocado en vanguardia sin que nunca desate
su unidad con los pueblos su visión del conjunto
el poeta es el hombre que primero está a punto
para hacerse con bríos a la mar del combate.

El poeta es el pueblo que a morir se resiste
en la súbita noche donde todo se olvida.
Donde no hay libertad no hay poeta con vida.
Ningún pájaro vuela donde el aire no existe.

Yo poeta declaro que la cólera es una
cuando hay algo que atenta contra el sol que nos guía.
Languidece el poeta si la tierra se enfría
cuando no hay corazón ni justicia ninguna.

Yo poeta declaro que en el duro camino
del tiempo el poeta se halla siempre un hermano.
Yo poeta declaro que el poeta es humano
aunque a veces nos haga presentir lo divino”.

‘La estrella y el corazón’, 1949.

No vale

Te digo que no vale
meter el sueño azul bajo las sábanas,
pasar de largo, no saber nada,
hacer la vista gorda a lo que pasa,
guardar la sed de estrellas bajo llave.

Te digo que no vale
que el amor pierda el habla,
que la razón se calle,
que la alegría rompa sus palabras,
que la pasión confiese: aquí no hay sangre.

Te digo que no vale
que el gris siempre se salga con la suya,
que el negro se desmande
y diga “cruz y raya” al júbilo del aire.
Vuelvo a la carga y te digo: aquí no cabe
esconder la cabeza bajo el ala,
decir “no sabía”, “estoy al margen”,
”vivo en mi torre, sólo y no sé nada”.
Te digo y te repito que no vale”.

‘El paraíso de los nudos’, 1979

La segunda parte de este post tiene un carácter mucho más personal, sin salirnos desde luego de la figura de Agustín y del ámbito de la poesía. Es, por así decirlo, mi pequeña aportación individual al homenaje que se le rinde en este 2014.

A principios de los ochenta, quien les escribe cursaba sus estudios de COU en el instituto Alonso Quesada (sí, otro poeta). Para ese entonces ya había manifestado mi inclinación hacia la literatura, con un incipiente número de poemas a mis espaldas, y había iniciado también mi tarea de letrista, entre otras, en el grupo Nueva Semilla.

Entre mis compañeros de estudios se encontraba Layo Millares, hijo de Agustín, quien me propuso hacerle llegar a su padre una selección de mis textos para que los analizara y me orientara en el siempre complicado mundo de la creación literaria.

Eso hicimos, y al cabo de aproximadamente una semana desde que Layo se llevase los textos, acudí a su domicilio del barrio de Escaleritas a entrevistarme con quien, para aquel joven de apenas 19 años de edad, era toda un paradigma.

De aquel breve, pero intenso encuentro, recuerdo la afabilidad, la atención, el posicionamiento político-estético y los consejos. Del contenido de la charla les ahorro los detalles, pero valga decir que esa cita supuso una de las razones que me impulsaron a dedicarle los siguientes 15 años de mi vida, prácticamente en exclusiva, a la creación.

De entre el no reducido número de poemas que sometí a su consideración, Agustín me hizo saber cuáles eran sus preferidos. Entre ellos, esta letra de canción ambientada en las enormes dificultades por las que atravesaba –y atraviesa– el sector pesquero en las Islas, y que dejo por aquí como testimonio de esa entrañable y, para mí trascendente, cita literaria:

Regreso

Pescador ya vas bajando
al compás de la corriente.
En tu mirada,la luna,
y en tu alma va la muerte.
Tu pupila se estremece
al contacto abierto
con el polvo de la noche.
Tal vez rojo, tal vez lila,
tal vez ni rojo ni lila,
tal vez colgado en tu mente.
Mientras huyes de tu vida
por escapar de la muerte.

Apagas nervioso tu pipa
y el humo se te penetra
por entre tu piel curada,
y tu corazón llora,
y sus lágrimas recorren
todo el cuerpo
y sigues viviendo.
Lágrimas rojas
para tu vida, pescador.

Pescador ya ves el puerto
y el faro que te ilumina.
Unas noches te da luz
y otras noches te encandila.
Las luces de la ciudad
te invitan a ser persona
sólo mientras estás lejos,
pero ves la realidad
y te amargas en tu pena
porque todo huele a viejo.

Bajas del barco en el puerto
y caminas hacia la ciudad,
el mundo se abre a tus pies
y las luces te reclaman.
Y te esperan en tu casa,
entrarás cabeza gacha
y tus ojos lloriquean.
Tu mujer y tú, a la cama,
el sol nos traerá un mañana
y otra vez la misma fiesta”.

Canon Aede: Yo SÍ renuncio

El Anteproyecto de Reforma de la LPI dicta que los creadores de contenidos tendremos el “derecho irrenunciable” de cobrarle a los agregadores por las citas

Rebeldía

Cuando uno sueña con que la cosa no puede ir a peor… llega Wert y te despierta. Tras el revés que supuso la aprobación de la ‘Ley Sinde‘ (desde entonces ‘Ley Sinde-Wert’) a pesar de las históricas movilizaciones en la Red, nos enfrentamos ahora a otro ataque frontal a las libertades, los derechos individuales y la innovación. ‘Ley Sinde’-Reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI)… ¿Odiabas el caldo? Toma dos ‘tasas’.

He leído con atención casi todo lo publicado estos días acerca de la mal llamadatasa Google‘, ese añadido de última hora al anteproyecto de reforma de la LPI, y mi indignación ha ido, de forma paralela y causal, en aumento. Y no por lo que puede tener de batalla legal entre gigantes, allá los editores españoles si quieren hacer el ridículo como ya lo hicieron sus colegas belgas, alemanes o franceses. Que los de aquí también tienen derecho, oiga.

Canon Aede

Mi indignación tiene que ver con que, en realidad, tras eso de la ‘tasa Google’ lo que se esconde es un atentado en toda regla contra los fundamentos de Internet y de la propia comunicación (enlace, cita…), pero también contra un derecho individual básico: el de que cada cual pueda ofrecer su obra bajo las condiciones que considere oportunas. Todos tendremos que cobrar –aunque no quieras, aunque ofrezcas tu obra con licencia libre–, y cobrarlo a través de una entidad de gestión, llámese Cedro o Aede –pertenezcas a ella o no–, que luego repartirá sus ganancias entre sus socios –estés tú entre ellos o no– según el criterio que les parezca.

Sí, porque aunque aún no se ha hecho público de forma oficial el texto íntegro de este nuevo esperpento de ley, sí parece claro (.docx) que cobrarle a los agregadores (Google News, Yahoo News, Menéame, Twitter…) por reproducir tus titulares y “fragmentos poco significativos” de tus textos será un “derecho irrenunciable” que afectará no sólo a los grandes medios, sino a todos los que publicamos en la Red de forma más o menos regular. Un blog, por ejemplo:

¿Y qué ocurrirá con los medios y blogs que no pertenezcan a AEDE o CEDRO o que publiquen con licencias copyleft? Al ser un derecho irrenunciable, a pesar de no ser miembro de AEDE o incluso tener una licencia de uso copyleft en un blog, que de antemano permita la difusión y comunicación completa de las obras periodísticas, las entidades de gestión, en este caso CEDRO, tienen capacidad para recaudar en su nombre”.

¿Derecho irrenunciable? ¿Desde cuándo un derecho puede ir en contra de la persona a la que se supone que beneficia? ¿Desde cuándo se le puede imponer a alguien un derecho? ¿Qué diferencia, pues, al derecho de la obligación? ¿Y del castigo? Impresionante.

No soy jurista, no tengo muy claro los aspectos legales ni la verdadera dimensión de este “derecho irrenunciable”, pero tenga la trascendencia que tenga, advierto desde ya que yo sí renuncio. Renuncio a que alguien me pague por robar difundir mis textos a través de enlaces, citas o titulares. Renuncio a que alguna entidad escogida a dedo y con la que no guardo ninguna relación pueda recaudar dinero en mi nombre. Renuncio a que esa entidad se reparta ese botín a mis espaldas. Renuncio, en definitiva, a formar parte de esta estúpida componenda.

Tú también puedes. O, al menos, lo puedes intentar.

Mi música, en SoundCloud

Dos trabajos de larga duración, muestra de una colección inédita y otra instrumental, 29 temas en total, forman parte desde ya de mi perfil en SoundClound

Finalmente me he decidido a subir el grueso de mis creaciones musicales a SoundCloud, tanto los trabajos publicados, como aquellos incluidos en preproducciones y maquetas que me apetece compartir.

Lo he hecho por dos motivos básicos. El primero, porque de esa manera libero al servidor de una importante carga –espacio y ancho de banda–; y el otro, porque me viene de perlas para un nuevo proyecto que estoy poniendo en marcha y del que ya tendrán noticia por aquí.

Sin embargo, hay otras ventajas añadidas en esta plataforma. SoundCloud funciona como una auténtica red social de músicos, alquimistas del audio y usuarios a los que les gusta descubrir, apoyar y compartir nuevos grupos, solistas, temas o sonidos. Desde SoundCloud puedes votar, comentar y, sobre todo, compartir lo que te parezca oportuno, tanto en tu web o blog, como en algunos de los principales servicios de la Web 2.0.

Por si fuera poco, las opciones de integración en páginas son sencillamente excelentes, con gráficos muy bien trabajados y con ese punto de flexibilidad que necesitamos aquellos que diseñamos entornos web para adaptar los contenidos a nuestras plantillas.

Te dejo por aquí dos de las ‘playlists’ que he elaborado + un tema de apertura. Y ya sabes, si quieres encontrarme a mí y mi música en SoundCloud, no tienes más que acceder a mi perfil. Todos los temas están listos para escuchar y descargar con una licencia Creative Commons by-nc-sa 3.0.

Reencontrándome con uno de mis vinilos en eBay

Navegando por la Red descubro una página de eBay en la que se vende ‘Cartas marcadas’, el primer single de mi segundo trabajo discográfico como cantautor

'Cartas marcadas' en eBay

Algo de cierto debe de haber en eso que llaman el ‘regreso del vinilo‘ porque, si no, difícilmente podría explicar el hallazgo que he hecho este fin de semana. No me pregunten cómo, porque ahora mismo ni yo mismo lo recuerdo, pero lo cierto es que haciendo una búsqueda por Google me vine a topar con esta página de eBay en la que se vende, nada más y nada menos, que uno de los singles que edité durante mi etapa como cantautor (1990-1995).

Se trata de ‘Cartas marcadas‘, el primer sencillo del álbum ‘En movimiento‘ que publiqué en 1992, en plena efervescencia de lo que se denominó –no de forma muy original, todo hay que decirlo– la ‘movida canaria‘, una explosión de grupos, lanzamientos discográficos y conciertos como no se había visto –ni se ha vuelto a ver– en Canarias.

El single ha sido puesto a la venta por IM Digital, un catálogo especializado en productos discográficos, al precio de 4,67 euros más gastos de envío, lo cual no está nada mal si tenemos en cuenta que en aquellos principios de los noventa un single no superaba las 150 pesetas, es decir no llegaba al euro.

Una pequeña anécdota personal, probablemente sin importancia para el devenir del universo, pero que a uno le ha llegado a poner un tanto nostálgico 😉

Mis 30 fotos más populares de 2013

Recopilación de las 30 imágenes más populares de Manuel M. Almeida durante el año 2013 en redes sociales de fotografía como Flickr, 500px e Instagram

Mis 30 fotos + populares de 2013

Este 2013 que acabamos de dejar atrás ha sido un año lleno de satisfacciones personales en el ámbito de la fotografía. La mayor de ellas, indudablemente, ha sido la de poder dedicarle mucho tiempo, casi todo aquel que quería, a las tareas de campo, edición e interacción en las redes sociales específicas.

Nada menos que 14 de mis imágenes han logrado situarse en portada de las capturas más populares de 500px, el ranking que se elabora sobre la base de los votos y favoritas de los usuarios en las primeras 24 horas de publicación, mientras que en Flickr he batido un viejo récord de visitas y valoración también por parte de los integrantes de la comunidad.

Dos han sido las fotografía que se han llevado la palma en 2013: la dedicada al Bufadero de La Garita –la principal de mismo título y toda la serie centrada en este espectacular accidente geográfico– y ‘La Luna y yo‘. Ambas se han situado en los primeros puestos de popularidad de las tres redes –en Flickr y la versión para Instagram tomada con el iPhone directamente en lo más alto de la tabla–, junto a otras como ‘Dark sea‘, ‘So simple, so beautiful‘ o ‘Litoral‘ que también repiten puestos de honor en dos de las plataformas.

2013 iba a ser el año de la renovación de equipo, pero finalmente he decidido posponerlo. Así que he seguido trabajando con mi vieja y maravillosa Nikon D200 y objetivos Nikor 105mm, Tamrom 10-250mm y Sigma 50-500, fundamentalmente. En movilidad, he seguido tirando de mis iPhone 3GS, Samsung ACE 2 y Lumix TZ10.

En lo que a software de estudio se refiere, DxO Optics Pro se ha unido a Lightroom y Photoshop CC; mientras que en tablet y smartphone he trabajado de forma intensa con Snapseed, PhotoForge2 y Photogene, principalmente.

Un año más, muchas gracias a todos por su apoyo, tanto en estas redes sociales especializadas, como en todas las generalistas en las que suelo compartir mis publicaciones.

Ahí va la lista:

500px

The moon and me You'll never walk alone Early tide El Bufadero Temisas supermoon
Vortex at dawn Temisas stars show + Milky Way Dark sea So simple, so beautiful Souvenir

Instagram

El Bufadero Oh my cloud! Just another dawn Dreamy beach Eiffeldoscope
Rough/calm Amanecer tras la tormenta Setting Spring time Marina

Flickr

El Bufadero Vortex at dawn Dark sea First light Jet spray
Littoral So simple, so beautiful Mirrors in the sun La Luna y yo Goldenscape

Otras recopilaciones de mis fotos más populares años atrás:

2009 | 2010 | 2011 | 2012

¡Feliz 2014!

Mangas Verdes desea a sus lectores un feliz y creativo 2014 con su tradicional tarjeta, en esta ocasión basada en una frase del fotógrafo Peter Lindbergh

Feliz 2014

Sé atrevido, sé diferente, sé poco práctico, sé cualquier cosa que asegure tu objetivo y tu visión imaginativa frente a los jugadores seguros, las criaturas comunes, los esclavos de lo ordinario”.

La postal de Fin de Año de Mangas Verdes se conjuga en esta ocasión en clave de creatividad, de creatividad y de rebeldía, no sólo como opción estética, sino también como actitud social y de vida, especialmente en unos tiempos tan oscuros e involucionistas como los que vivimos. Algo que queda perfectamente reflejado en esta frase del fotógrafo Peter Lindbergh.

La fotografía, claro, como telón de fondo de todos nuestros mejores deseos para amigos y lectores, una actividad que este año me ha vuelto a atrapar especialmente y que lo hace cada vez más. Disfruto, aprendo, me comunico y me expreso cada vez mejor a través de ella.

Lo mejor para ti. ¡Feliz, creativo y rebelde 2014!

Todas las tarjetas de Fin de Año de Mangas Verdes: